Portada » Alimentación » ¿Para qué sirve el aceite de oliva?

¿Para qué sirve el aceite de oliva?

¿Para qué sirve el aceite de oliva?

El aceite de oliva es un aceite vegetal rico en triglicéridos, ácidos grasos libres y fosfolípidos. Se obtiene del fruto del olivo, también conocido como Olea europaea en latín. Oliva o aceituna es el nombre del fruto.

Entre sus componentes predominan los ácidos grasos de cadena larga e insaturados (con al menos un doble enlace):

  • Ácido palmítico
  • Ácido linoléico
  • Ácido cafeico
  • Ácido margárico
  • Ácido esteárico

¿Para qué sirve el aceite de oliva?

Desde el principio de los tiempos, el aceite de oliva se ha utilizado para una amplia gama de propósitos en los ámbitos alimentario, estético, religioso y médico.

En la industria alimentaria, el aceite de oliva se utiliza para:

  • Sustituir las grasas saturadas en la cocción de los platos.
  • Como fuente de antioxidantes y ácidos grasos Omega 3, 6 y 9.
  • Como ingrediente nutritivo e imprescindible en la dieta mediterránea, lo que se refleja en la buena salud de sus habitantes.

El aceite de oliva se ha utilizado en el sector de la estética para diversos fines, entre ellos:

  • Elaborar cosméticos por adelantado. Desde las antiguas civilizaciones egipcia, griega y romana, se ha hecho este uso. Se utilizaban mascarillas hechas con miel, leche, aceite de oliva y avena, así como tratamientos de belleza elaborados por expertos.

El aceite de oliva se utiliza en los ritos religiosos y en los rituales por las siguientes razones:

  • Durante la celebración de los Juegos Olímpicos en la cultura griega, los atletas que habían jugado previamente se bañaban en aceite de oliva. Este aceite, combinado con el sudor de los atletas, se ofrecía a los dioses olímpicos como sacrificio.
  • Se utiliza para el bautismo en el rito católico ortodoxo, en el que se emplea aceite de oliva en lugar de agua.

El aceite de oliva se utiliza en medicina con diversos fines:

  • Los pacientes con obesidad lo consumen para sustituir las grasas animales de su dieta, que tienen un alto contenido calórico.
  • Los pacientes hipertensos lo consumen
  • Los pacientes con arteriosclerosis los consumen porque contienen un mayor porcentaje de colesterol bueno. De este modo, el colesterol malo no comienza a acumularse en las arterias, obstruyéndolas.
  • Los pacientes con cáncer las consumen porque contienen antioxidantes como el betacaroteno, que ayudan a mejorar y restaurar las células sanas.
  • Apoyan y mejoran la eficiencia de su cerebro.
  • Mejoran la conservación del calcio en el sistema óseo.
  • Ayuda a la digestión y te hace sentir más ligero.
  • Previene las úlceras al reducir las secreciones ácidas.

Científicos de la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos, han descubierto un fármaco llamado oleocanthal que funciona de forma similar al ibuprofeno en cuanto a alivio del dolor y propiedades antiinflamatorias.

El aceite de oliva tiene un alto contenido en antioxidantes naturales, que ayudan a retrasar el envejecimiento celular. El tirosol y los ésteres de hidroxitirosol son ejemplos de ello, así como el oleocanthal y la oleuropeína, que combaten los radicales libres y aumentan la longevidad celular y orgánica.

¿Cuál es el origen del aceite de oliva?

Se utilizó en varias culturas, como la mesopotámica, la babilónica, la egipcia, la griega, la romana, la cartaginesa y la etrusca, desde hace unos 12000 años.

La recolección de las aceitunas es el primer paso en el proceso de extracción de este aceite. El color de las aceitunas debe ser verde, lo que indica que están en su mejor momento en cuanto a color, sabor y acidez. Se han oscurecido y han perdido parte de sus activos a medida que han madurado.

Las aceitunas se cortan, se preparan y se ponen en salmuera de tres a seis meses para que reposen. A continuación, se someten a una fase de molienda para preparar la primera extracción de zumo en frío.

De este zumo se extrae el aceite de oliva, que en este momento se denomina “aceite virgen extra de primera extracción en frío” y se vende como tal.

El aceite de oliva “virgen extra” contiene una serie de nutrientes, entre ellos

  • Vitamina A (Retinol)
  • Vitamina B1 (Tiamina)
  • Vitamina B2 (Riboflavina)
  • Vitamina B3 (Niacina)
  • Vitamina B5 (Ácido pantoténico)
  • Vitamina B6 (Piridoxina)
  • Vitamina B7 (Biotina)
  • Vitamina B9 (Ácido Fólico)
  • Vitamina B12 (Cobalamina)
  • Vitamina C (Ácido Ascórbico)
  • Vitamina D (Calciferol)
  • Vitamina E (Alfa-Tocoferol)
  • Vtamina K (Fitomenadiona)

Además, incluye nutrientes diversos como:

  • Alfa-Caroteno
  • Beta-Caroteno
  • Beta-Criptoxantina
  • Beta-Tocoferol
  • Gamma-Tocoferol
  • Delta-Tocoferol

Tras el método de extracción en frío, se utiliza un proceso de prensado “en caliente” para extraer la mayor cantidad de aceite posible. Los criterios de este proceso son los siguientes

  • El aceite de la sustancia se aclara a medida que aumenta la temperatura.
  • Las aceitunas se exprimen enérgicamente para extraer más aceite.
  • El procedimiento se repite hasta que se recoge la máxima cantidad de aceite.
  • La consistencia del aceite se deteriora a medida que los nutrientes se vuelven menos concentrados.
  • El aceite se aclara y se combina con otros aceites para hacer aceites mezclados.

Deja una respuesta