Portada » Alimentación » ¿Para qué sirve la manzana?

¿Para qué sirve la manzana?

¿Para qué sirve la manzana?

El árbol Malus Domestica, también conocido como manzano doméstico, produce fruta comestible. El manzano pertenece a la familia de las rosáceas, a la que también pertenecen las peras, los melocotones, las cerezas, las fresas, las almendras y las frambuesas, entre otras frutas.

La manzana es una fruta dulce y comestible con una pulpa fibrosa y jugosa, abundante en hidratos de carbono, vitaminas y minerales, protegida por una fina piel que puede ser roja, amarilla, verde, marrón o de otros tonos derivados de los tres primeros, según la variedad.

Las manzanas parecen tener su origen en Asia Central, desde donde se extendieron por los continentes, donde se produjeron nuevas variedades mediante injertos. Existen más de 2.000 especies y variedades, algunas de las cuales tienen una denominación de origen o el nombre de sus creadores. El color y el tamaño de esta fruta varían según la variedad, ya que hay variedades que tienen unos 4 o 5 centímetros de circunferencia y pesan unos pocos gramos, y hay variedades que tienen más de 15 centímetros de circunferencia y pesan hasta medio kilo.

Tanto la pulpa como la cáscara son comestibles (donde se encuentran la mayoría de las vitaminas). Es una fruta que se consume desde hace siglos, ya sea cruda, en ensaladas, postres o guisos, e incluso es uno de los primeros alimentos que se ofrecen a los niños en forma de papilla, por su facilidad de digestión y su valor nutritivo.

Por otro lado, ¿para qué se utilizan las manzanas?

La manzana se consume principalmente como alimento, a menudo cruda, en mermeladas y alimentos para bebés. También puede utilizarse en platos salados y ensaladas, ya que es una fruta de sabor agridulce.

Las manzanas se utilizan para una gran variedad de cosas, entre ellas:

  • Comerse crudas
  • Ensaladas
  • Fabricar sidra
  • Bebidas
  • Dulces
  • Jaleas
  • Mermeladas
  • Gelatinas
  • Postres
  • Cremas
  • Purés
  • Pays
  • Jarabes
  • Pasteles
  • Panes
  • Frutas secas
  • Frituras
  • Vinagre
  • Cosméticos
  • Cremas
  • Perfumes y lociones
  • Jabones
  • Champú
  • Mascarillas
  • Ungüentos
  • Tisanas
  • Emplastos

Las vitaminas, los minerales y los nutrientes se encuentran en las manzanas

La manzana es una fruta que nos nutre mucho porque contiene muchas vitaminas y minerales, que recibimos al comerla sobre todo cruda y con su piel, ya sea en zumo, en rodajas o en purés crudos.

La vitamina A se encuentra sobre todo en la piel de la manzana, así como las vitaminas del complejo B, como la B1, B2, B3, B5, B6 y B9. También están presentes minerales como el magnesio, el manganeso, el calcio, el hierro, el fósforo, el sodio, el potasio y el zinc, así como las vitaminas E, C y K.

La manzana es una fruta que nos proporciona nutrición; cuando comemos manzanas, estamos proporcionando a nuestro cuerpo una gran fuente de “alimento” porque contiene grandes cantidades de azúcares como la fructosa y la sacarosa, que le dan su sabor dulce y nos proporcionan energía para nuestras actividades diarias.

Los cosméticos, los medicamentos y los productos para el cuidado de la piel contienen manzanas

El puré de manzana, la miel, la leche y otros ingredientes suavizantes o astringentes se utilizan en diversos procedimientos cosméticos para el cuidado de la piel, como las mascarillas de puré de manzana, miel, leche y otros ingredientes suavizantes o astringentes. Esto se debe al alto contenido en antioxidantes de la manzana, que es beneficioso para el cuidado de la piel, y a su contenido en vitamina C, que ayuda a desvanecer las manchas y las heridas.

Esta fruta es un antioxidante y un desintoxicante natural

La manzana es una buena fuente de antioxidantes porque contiene betacaroteno, ácido ascórbico y mucha cisteína, un aminoácido con propiedades antioxidantes. Todos ellos son fundamentales para nuestro sistema inmunológico, así como para mantener la salud de las células de nuestro cuerpo al prevenir el daño de los radicales libres. La manzana es beneficiosa para la desintoxicación natural del intestino, mejorando los procesos antitoxinas que realiza nuestro hígado de forma habitual, y evitando la retención de líquidos por ser diurética. La manzana contiene sustancias como el ácido málico y la arginina, que ayudan a nuestro organismo a eliminar sustancias nocivas.

Las manzanas pueden ayudar con el estreñimiento y otros problemas digestivo

Las manzanas son buenas para nuestro sistema digestivo porque contienen vitamina K, que es importante en nuestro sistema intestinal, así como mucha agua y fibra, que nos ayuda a prevenir el estreñimiento. Esto es especialmente cierto cuando se comen con la cáscara, que tiene un alto contenido en nutrientes, vitaminas e histidina, un aminoácido que ayuda a aliviar la inflamación intestinal, incluyendo la gastritis y las úlceras pépticas.

Las manzanas son beneficiosas para el sistema digestivo y la presión arterial

Los flavonoides son una de las muchas sustancias beneficiosas que se encuentran en las manzanas. Algunas de ellas, como la quercetina, ayudan a prevenir las enfermedades cardíacas y la inflamación. La histidina, otro aminoácido presente en las manzanas, interviene en la reducción de la presión arterial y otros problemas médicos, así como en la disminución de los niveles de colesterol en la sangre.

Las manzanas también aportan nutrientes importantes para el crecimiento y la regeneración de los tejidos, como el potasio, que contribuye al desarrollo de los tejidos musculares y evita los calambres.

Cabello, piel y dientes: El uso del vinagre de sidra de manzana tiene muchas ventajas, ya que actúa como desinfectante bucal cuando se utiliza como enjuague y como suavizante natural del cabello cuando se usa como acondicionador. Para eliminar las manchas y limpiar la piel, algunas personas utilizan el vinagre de sidra de manzana mezclado con agua como loción.

¿Es posible que las manzanas causen efectos secundarios?

Sólo si se comen muchas semillas, porque un material de las semillas se convierte en cianuro en el estómago, pero habría que comer muchas semillas para conseguir ese efecto.

Como las manzanas tienen un alto contenido en fibra y sustancias digestivas, pueden provocar indigestión o diarrea como efecto secundario.

Las manzanas son seguras para las mujeres embarazadas y los niños; sin embargo, se recomienda que los bebés las consuman en forma de purés, ya que pueden atragantarse si están muy picadas.

Deja una respuesta