Portada » Belleza » ¿Para qué sirve el aceite de argán?

¿Para qué sirve el aceite de argán?

¿Para qué sirve el aceite de argán?

El material aceitoso derivado de la planta del mismo nombre se conoce como aceite de argán. El árbol de argán, conocido científicamente como Argania Spinoza, es un árbol semidesértico de hojas ovaladas y alargadas que crece hasta 8 o 10 metros de altura. Aunque este árbol prospera en entornos áridos, también puede prosperar en climas exuberantes y cálidos.

Cuando están maduros, los frutos son semiovalados y tienen una cubierta amarilla. Cada uno tiene dos o tres semillas de las que se extrae el aceite que se utiliza para diversos fines. Este aceite, que es un ingrediente de los cosméticos y del cuidado de la piel, el cabello y las uñas, es uno de los usos más conocidos del aceite de argán.

El árbol de argán es originario de Marruecos, y ha sido una fuente de materia prima en esta región africana desde la antigüedad. Su aceite se utiliza para su aplicación en el cuerpo tanto en el ámbito industrial como en el doméstico por sus ventajas.

¿Para qué sirve el aceite de argán?

El aceite de argán, un disolvente derivado de las semillas de esta hierba, tiene usos tanto en la producción industrial como en la estética y el cuidado del cuerpo.

Se emplea para los siguientes fines:

  • Proporcionar alimento al ganado
  • Reparar el cabello y las uñas
  • Rejuvenecer la piel

Proporcionar alimento al ganado

El aceite de argán se utiliza para complementar el forraje de las cabras en Marruecos. El aceite se conoce como “aceite de cabra” porque se obtiene comiendo los frutos de argán y extrayendo las semillas. Para extraer el aceite, algunos productores utilizan estas semillas ya procesadas por las cabras. Por ello, algunos aceites tienen un marcado olor a cabra o a estiércol.

Restauración del cabello y las uñas

El aceite de argán ha ganado popularidad recientemente debido a su eficacia superior a la de otros aceites muy utilizados para este fin, como el de oliva o el de coco. Se absorbe más rápidamente en el cabello y no deja un residuo graso o pegajoso como otros aceites.

Sus aplicaciones para el cabello y las uñas son las siguientes:

  • Fortalecer la estructura del cabello
  • Los tejidos capilares se regeneran.
  • Se refuerza la queratina de las uñas.
  • Las uñas adquieren una nueva vida al recuperar su brillo y dureza.

Rejuvenecer la piel

El aceite de argán hace que la piel aparezca nutrida y la protege de las agresiones ambientales.

En la piel, tiene las siguientes propiedades:

  • Las vitaminas A y E, que son antioxidantes y regeneradoras de los tejidos, ayudan a su absorción.
  • Tratamiento del acné
  • Reduce la presencia de arrugas
  • Tiene propiedades antisépticas que ayudan a mantener la piel limpia.
  • Las estrías se eliminan gradualmente.
  • Ayuda a desvanecer las cicatrices de las heridas.
  • Mantiene una concentración saludable de agua en las células de los tejidos al hidratar la piel.
  • Protege el tejido de los agentes ambientales, manteniendo su resistencia.
  • Las quemaduras se regeneran más rápidamente.
  • Las cicatrices de la varicela dejan de ser visibles.

El aceite de argán tiene una larga historia

Los marroquíes utilizan el aceite de argán desde hace más de 2.000 años, para las afecciones de la piel, en su dieta y para el cuidado del cabello y las uñas, entre otras cosas.

El árbol de argán, que es un recurso muy característico de Marruecos, ya había sido sobreexplotado en 1999, y estaba al borde de la extinción. Sin embargo, para evitarlo, la UNESCO designó esta planta y su hábitat como Patrimonio de la Humanidad.

Gracias a esta decisión se han protegido y plantado más árboles. Los productos de argán y sus propiedades regenerativas y cosméticas han ganado en popularidad desde entonces.

Las empresas cosméticas colaboran plantando árboles de argán en climas cálidos de todo el mundo, lo que garantiza que su población no se descomponga y que haya más materia prima disponible al mismo tiempo.

Extracción del aceite de argán

El aceite de argán se obtiene mediante un proceso de extracción bien definido que incluye los siguientes pasos:

  • Los frutos del árbol de argán se secan al sol.
  • Para extraer las semillas, se rompen los frutos.
  • Para obtener una pasta, se muelen las semillas.
  • Se remueve y amasa la pasta de semillas.
  • Para que el aceite fluya, se aplica presión a la pasta.
  • Si procede, el aceite se destila o se filtra.
  • El aceite se vende en pequeñas cantidades para uso personal o en grandes cantidades para procesos industriales.

Deja una respuesta