Saltar al contenido

¿Cuál es el objetivo del amlodipino?

¿Cuál es el objetivo del amlodipino?

El amlodipino es un medicamento antihipertensivo que se utiliza para tratar problemas cardíacos y circulatorios como la hipertensión arterial, la angina estable y la angina vasoespástica. Pertenece a la familia de las dihidropiridinas y actúa como antagonista del calcio.

Actúa inhibiendo la entrada de calcio en las células del músculo cardíaco (miocardio) y los vasos sanguíneos mediante el bloqueo de los canales de calcio dependientes de voltaje.

Su funcionamiento se limita principalmente al sistema circulatorio periférico. Contribuye a la relajación de la musculatura lisa vascular y al desarrollo de dos formas de vasodilatación arterial: periférica (para tratar la hipertensión arterial) y coronaria (para mejorar el flujo sanguíneo coronario y oxigenar el miocardio). Esto contribuye al tratamiento de la angina de pecho.

¿Para qué sirve el amlodipino?

El amlodipino es un medicamento que se utiliza para mejorar la circulación sanguínea. Ayuda en el tratamiento de la hipertensión y en la mejora del estado del músculo cardíaco y de los tejidos de los vasos sanguíneos para que no causen problemas en su funcionamiento y puedan tener una vida larga y saludable.

  • Mantener el sistema circulatorio en buen estado.
  • Tratar la hipertensión.
  • Tratar tanto la angina sana como la vasoespástica.

Mantener el sistema circulatorio en buen estado

El amlodipino es un medicamento que ayuda a dilatar los vasos sanguíneos. Esto permite que la sangre fluya hacia los vasos sanguíneos relajados y suficientemente grandes, lo que reduce y regula la presión y evita el trabajo excesivo del músculo cardíaco.

La acción de este medicamento ayuda a mantener los tejidos del sistema circulatorio funcionales y oxigenados, asegurando que el mecanismo de transporte de la sangre funcione sin problemas y que todas las células del cuerpo reciban suficiente oxígeno para sobrevivir.

Cómo tratar la hipertensión

El amlodipino evita que la presión circulatoria alcance los valores de 120/80 mmHg, que se estandarizan como presiones sistólica y diastólica naturales o saludables, respectivamente. Dicho de otro modo, estos son los valores óptimos de las presiones de contracción y expansión del corazón al bombear la sangre.

Si un tensiómetro muestra valores superiores a 120/80 mmHg (milímetros de mercurio, unidades de presión), se cree que la persona corre el riesgo de desarrollar una presión arterial alta (hipertensión).

Tratamiento de la angina de pecho estable y vasoespástica

La angina de pecho es un tipo de dolor torácico causado por la falta de flujo sanguíneo como consecuencia de la actividad física o el estrés emocional. El estrechamiento u obstrucción de las arterias coronarias provoca estas complicaciones al imposibilitar la entrada de suficiente sangre oxigenada en el miocardio.

El amlodipino garantiza que las arterias coronarias estén despejadas y sean lo suficientemente grandes como para llevar sangre con oxígeno al miocardio. Como resultado, el miocardio funcionará mucho mejor y su tejido se enriquecerá.

Recomendaciones de dosificación del amlodipino

El amlodipino es un medicamento que sólo puede obtenerse con la prescripción de un cardiólogo y tras una prueba médica que indique que es seguro tomarlo.

El besilato de amlodipino, un compuesto, es la forma más común en que se administra. Puede contener 5 mg o 10 mg del principio activo (el mencionado compuesto), así como un excipiente.

Las dosis que se pueden consumir las determina el médico tras un examen exhaustivo del paciente. Normalmente se comienza con 5mg al día y se aumenta hasta 10mg al día.

En caso de insuficiencia hepática, la dosis inicial se reduce a 2,5mg diarios durante el tiempo especificado en la consulta.

Contraindicaciones del amlodipino

Evitarse en los siguientes casos:

  • Pacientes hipersensibles a las dihidropiridinas
  • Pacientes con insuficiencia hepática
  • Pacientes con estenosis aórtica grave
  • Pacientes con antecedente de infarto de miocardio
  • Pacientes con antecedente de insuficiencia cardiaca
  • Mujeres embarazadas
  • Mujeres en periodo de lactancia
  • Pacientes menores de 18 años

Efectos secundarios del amlodipino

Los efectos secundarios más comunes del amlodipino son:

  • Fatiga
  • Edema
  • Somnolencia
  • Dolor de cabeza
  • Dolor abdominal
  • Náuseas
  • Palpitaciones

En raros casos son:

  • Cambios de humor
  • Insomnio
  • Impotencia
  • Púrpura
  • Trombocitopenia
  • Calambres musculares
  • Mialgia o dolor muscular
  • Artralgia o dolor articular
  • Hiperglicemia o exceso de glucosa en la sangre
  • Ginecomastia o desarrollo de pechos en hombres
  • Dispepsia o digestión difícil
  • Pancreatitis o inflamación de páncreas