Saltar al contenido

¿Cuál es el objetivo del yoga?

¿Cuál es el objetivo del yoga?

El yoga es una disciplina física y mental cuyo objetivo es lograr el equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu mediante ejercicios corporales y meditación. Es de origen oriental, sobre todo de la India, de donde toma su nombre. Yoga significa literalmente “unión” en sánscrito. Se basa en una serie de ejercicios y posturas (asanas) que van seguidos de la repetición de mantras.

El yoga incluye una serie de ejercicios y actos, como pranayamas (respiración planificada), asanas (posturas físicas armonizadas) y dhyana (meditación). Estos tres elementos son necesarios para que la práctica del yoga tenga éxito.

Cada una de las asanas (posturas) ayuda a habilitar y ejercitar determinadas partes del cuerpo. Al mismo tiempo, ciertas regiones de la mente se despiertan al cantar los mantras, cada uno de los cuales tiene un significado.

¿Cuál es la finalidad del yoga?

El yoga sirve para unir la mente, el cuerpo y el espíritu. Para los seguidores de ciertas religiones, el yoga es una forma de interactuar con divinidades como Brahman y Kali. Otros lo utilizan para alcanzar la liberación espiritual, un plano existencial superior, un estado de conciencia superior o la meditación trascendental.

Para algunos, el yoga es simplemente una disciplina de ejercicio y meditación que les permite relajarse y mejorar su salud.

Su objetivo es:

  • Mejorar tu salud física y mental.
  • Mejorar su flexibilidad y su postura.
  • Reducir la ansiedad y la depresión mediante la relajación.
  • Mejorar su circulación y su salud.

Mejorar su salud física y mental

El yoga se practica en la India desde hace más de 4.000 años como parte de varios rituales para asociar a los seres humanos con sus dioses. En la actualidad, el yoga se utiliza sobre todo en Occidente para perseguir cambios físicos, especialmente en los ámbitos de la flexibilidad y la postura, y en menor medida la relajación y la meditación.

El yoga se utiliza a menudo como tratamiento para recuperar la movilidad y la flexibilidad perdidas como consecuencia de lesiones graves o de una operación quirúrgica. También ayuda a las personas mayores a fortalecer sus habilidades motrices, lo que les permite valerse por sí mismas a medida que envejecen.

Esta perspectiva más física, que ignora el componente metafísico del yoga, se debe principalmente al cinismo y agnosticismo de la cultura occidental. Esta disciplina tiene beneficios tanto mentales como físicos, ya que mejora la atención y amplía la actividad neuronal cotidiana.

El yoga tiene una serie de ventajas, entre ellas:

  • Aumento del grado de versatilidad
  • La capacidad de moverse se mejora.
  • Estabilizar la columna vertebral.
  • Mejorar la respiración al mejorar la postura.
  • La ayuda a la respiración mejora la concentración y la memoria
  • Mejorar la digestión al relajar el cuerpo.
  • Aumentar la resistencia física.
  • Fortalecer las articulaciones.
  • Prevenir las enfermedades de las articulaciones
  • Reducir el estrés y la ansiedad al aumentar la cantidad de oxígeno en el cuerpo.
  • Se reducen los dolores musculares.
  • Mantener un ritmo cardíaco saludable.
  • Escuchar mejor las necesidades del cuerpo para poder dormir bien.
  • Mejorar los resultados de tus relaciones sexuales.
  • La meditación profunda es algo que puedes hacer.
  • Eleve su nivel de conciencia.
  • Reforzar la espiritualidad.

Aumentar la flexibilidad y corregir la postura

El yoga está especialmente recomendado para las personas sedentarias y los adultos mayores, que necesitan mejorar o recuperar la flexibilidad muscular, gracias a sus ejercicios y posturas.

Cada asana de yoga alarga los tendones y ligamentos de una parte concreta del cuerpo, aumentando la flexibilidad y la amplitud de movimiento de esa región. Por eso el yoga se incluye a menudo en las rutinas de gimnastas, acróbatas, atletas y contorsionistas.

Algunos movimientos de yoga se utilizan a veces como parte de fisioterapias terapéuticas en pacientes con discapacidades o que han perdido la movilidad de una extremidad en residencias de ancianos, hospitales y centros de terapia.

La relajación

Otras ventajas destacables de la práctica del yoga son:

  • Reducir los niveles de estrés.
  • Ayudar en la gestión de la ansiedad
  • Ayudar a reducir el nerviosismo

La resistencia mental de las personas en condiciones de estrés mejora con los ejercicios de respiración y autocontrol.

La calma y la precisión son necesarias cuando se practica el yoga. En lugar de realizar movimientos bruscos o aumentar la carga cardiovascular, es necesario permanecer en una posición concreta durante un periodo de tiempo.

La concentración puede mejorarse con ejercicios de respiración y meditación, ya que la mente se acondiciona para concentrarse en un solo pensamiento a pesar de los estímulos y distracciones externas.

El yoga suele incorporar estudios y filosofías orientales, especialmente el hinduismo y el budismo, por lo que también es beneficioso para ampliar conocimientos y aumentar la espiritualidad.

Mejora la circulación y la prevención de enfermedades

Cada postura de yoga tiene un efecto sobre una parte diferente del cuerpo:

  • Muchas de ellas ayudan a mejorar el suministro de sangre a los órganos y las extremidades.
  • Las posturas invertidas mejoran la circulación de la cabeza y la parte superior del cuerpo.

Por ello, algunas personas con problemas de circulación cerebral utilizan el yoga como parte de su tratamiento.

El yoga incluye ejercicios y movimientos que ayudan a fortalecer los órganos, además de mantener posturas forzadas; algunas son exclusivas para cada órgano, como:

  • La asana Uddiyana Banda
  • La asana Kapalabhati
  • Las asanas Urdhva Hastasana y Adho Mukha Svanasana
  • Las asanas Sarvangasana y Sirshasana

Los abdominales hipopresivos, también conocidos como Uddiyana Banda asana, funcionan y fortalecen las paredes abdominales y los órganos reproductores.

Los pulmones se fortalecen con la asana Kapalabhati.

Las asanas Urdhva Hastasana y Adho Mukha Svanasana ayudan a los riñones.

Las asanas Sarvangasana y Sirshasana son beneficiosas para el cerebro.

Efectos secundarios del yoga

El yoga puede tener consecuencias negativas. Si se realiza sin las precauciones adecuadas, puede ser perjudicial para los músculos, como cualquier otro movimiento o entrenamiento. Sin embargo, es una de las prácticas que menos bajas y daños colaterales provoca en general.

Sus movimientos son lentos y suaves, por lo que es ideal para personas de todas las edades. Una de las ventajas del yoga es que comienza con posturas básicas, y las más difíciles se reservan para los estudiantes avanzados. Se prohíben diversos movimientos que podrían lesionar a los principiantes.

Algunas posturas de yoga pueden ser peligrosas para las personas que padecen ciertas enfermedades. Las personas que han sufrido un ataque al corazón o un derrame cerebral pueden verse afectadas por las posturas invertidas, ya que la sangre puede fluir hacia las zonas enfermas, aumentando la probabilidad de otra lesión.

El yoga tiene ejercicios únicos para las mujeres embarazadas, ya que ayuda en el proceso del parto. Las actividades físicas deben evitarse durante los embarazos de alto riesgo, y sólo deben realizarse ejercicios de respiración y meditación bajo la supervisión de un médico.