Saltar al contenido

¿Cuáles son las ventajas de los paneles solares?

¿Cuáles son las ventajas de los paneles solares?

Los paneles solares son probablemente el medio más eficaz para aprovechar la energía del sol y convertirla en electricidad para su uso en los hogares. Las células fotovoltaicas, también conocidas como células solares, son dispositivos fabricados con metales sensibles a la luz que emiten electrones cuando los rayos de luz llegan a ellos, lo que da lugar a la producción de energía eléctrica.

Estos paneles están formados por células de silicio puro con impurezas químicas añadidas, cada una de las cuales es capaz de producir de 2 a 4 amperios a una tensión o diferencia de potencial de 0,46 a 0,48 voltios. En función de la aplicación eléctrica que se vaya a utilizar, los paneles se conectan en serie para conseguir una tensión adecuada.

¿Cuáles son las ventajas de los paneles solares?

Los paneles solares absorben la energía solar y la convierten directamente en electricidad en forma de corriente continua, que luego se almacena en acumuladores y se utiliza por la noche o durante las horas de oscuridad. Incluso en días nublados, los módulos fotovoltaicos producen electricidad al aceptar tanto la radiación directa como la difusa.

La escasez de energía es inminente, por lo que es necesario reducir el uso de combustibles y generar energía renovable. Los paneles solares pueden utilizarse para mejorar los sistemas de iluminación, así como para proporcionar electricidad para otros fines.

La energía solar fotovoltaica es una fuente de energía renovable que puede utilizarse para producir electricidad. Es el nombre que recibe la energía captada por los paneles solares fotovoltaicos. Los paneles transforman la radiación solar en electricidad, que puede utilizarse para diversos fines y actividades de la vida cotidiana. Para hacernos una idea de la abundancia de energía, se informa de que el 77% de los 173*1015 vatios que provienen del sol como energía radiante se refleja en el espacio exterior, mientras que el 23% es retenido por la tierra. 39,79*1015 vatios es el equivalente al 23 por ciento. Este beneficio, que no es insignificante, podría obtenerse si se utilizaran más paneles solares.

Dado que las fuentes de energía no renovables y contaminantes ya causan problemas, sería más factible sustituirlas gradualmente por paneles solares. Habrá que empezar por los grandes usuarios de energía, como las empresas e instituciones. Simultáneamente, habría que introducirlos en las zonas residenciales.

Los paneles solares suelen fabricarse en forma de módulos individuales, tanto grandes como pequeños, lo que hace que sus aplicaciones sean muy adaptables, ya sea en campos abiertos, tejados o pequeñas azoteas de fábricas o edificios de oficinas, por ejemplo. Su principal ventaja es que necesitan poco mantenimiento y son una tecnología segura que no emite gases nocivos.

Si se pusieran a disposición del público en general paneles fotovoltaicos baratos o créditos bancarios, se podría producir energía eléctrica en los hogares a bajo coste a lo largo del tiempo, aunque la inversión tardaría en recuperarse. Se espera que la demanda de paneles aumente en los próximos años, y que se reduzcan los costes de compra e instalación.