Portada » Educación » ¿Para qué sirven los números?

¿Para qué sirven los números?

¿Para qué sirven los números?

Las cantidades se representan mediante números, que son símbolos. Gracias a ellos podemos articular cualquier cosa que ocurra de forma exacta o aproximada, y comunicarnos con el mundo que nos rodea. Todas las observaciones científicas incluyen números, y a lo largo de la historia hemos obtenido información mediante su aplicación.

Los números fueron concebidos por los antiguos pensadores griegos como componentes para comprender el cosmos y el todo. La numerología cósmica, que se originó entre ellos, asigna una función especial a cada número del 1 al 10 para explicar la armonía de la existencia. Estas son las ponderaciones:

  • El número 1 marca el principio de todo. Es la cantidad de motivos.
  • El número 2 representa la dualidad, la pluralidad y la opinión personal. Es un número orientado a los hombres.
  • El 3 es la paz, que es una mezcla de unidad y diversidad. Es un número orientado a las mujeres.
  • El número 4 representa la justicia y la sensación. La regla es universal e ineludible. Aquí hay una doble dualidad. El 2 al cuadrado es igual a 4.
  • El número 5 refleja el matrimonio, ya que es la suma de los números 2 y 3, que son masculinos y femeninos.
  • El número 6, al ser la suma de los números 2 + 3 + 1, refleja la procreación y el niño: masculino + femenino + 1.
  • El número 7 refleja la luz, ya que es el número de los colores del arco iris. También refleja la virginidad y la capacidad de comunicación.
  • La amistad, la plenitud y la reflexión se expresan con el número 8. El número 23 es el primer cubo.
  • El número 9 es 3 al cuadrado, que es igual a 32. Simboliza tanto el embarazo como el amor.
  • El número diez es un número supremo que simboliza a Dios y al Universo.

¿Cuál es el significado de los números?

Gracias a las bases establecidas por el matemático Gauss, los números se han vuelto cada vez más familiares. Se han descrito mejor sus naturalezas y funciones.

Los números se utilizan en las siguientes situaciones:

  • Contar
  • Realizar cálculos aritméticos
  • Cálculos de construcción
  • Comprender las propiedades de un objeto
  • Hacer nuevos descubrimientos.

Contar

Los números se utilizan para contar, o para mostrar cuántos elementos hay en un área determinada. Son el método universal para contar incluso las estrellas del universo sin quedarse sin espacio o sin poder representarlas porque son infinitas. Los números decimales pueden utilizarse aunque el número que se cuenta no supere el número entero (el número uno).

Los números decimales se utilizan para expresar cantidades inferiores a uno, como las toneladas de arroz que hay en una bolsa pequeña, y su significado se tratará más adelante. Si la bolsa contiene 250 gramos, el peso total es de 0,000250 toneladas. Todo se puede cuantificar con números, y para ello se han desarrollado sistemas como la notación científica. Realizar cálculos aritméticos

Hacer operaciones aritméticas

La suma, la resta, la multiplicación y la división son las cuatro operaciones aritméticas básicas. Si necesitas saber el resultado de aumentar o reducir lo que has contado, los números con signos de más (+), menos (-), por (x) o entre () se utilizan para reflejarlo. Se pueden construir cálculos más complicados utilizando operaciones aritméticas.

Desarrollar cálculos

Los números se utilizan para gestionar cantidades y crear diversas operaciones matemáticas que conducen a la medición de una cantidad que se necesita conocer. Los números se emparejan con las unidades de medida en ingeniería para determinar de qué se está hablando durante la construcción de un cálculo. Por ejemplo, calcular el número de toneladas de cemento necesarias para un proyecto de construcción.

Conocer las propiedades de un objeto

Para ofrecer a un objeto o fenómeno la cualidad de “real”, la observación científica implica primero asignarle magnitudes. Se pueden medir en kilogramos (kg) su masa, en metros cuadrados (m2) su superficie, en metros cúbicos (m3) su volumen y en Newton (N) su peso, entre otras unidades.

Los números reflejarán la suma de estas magnitudes que están presentes. Considere el siguiente escenario:

  • Un individuo puede pesar hasta 70 kilogramos.
  • Un terreno puede tener una anchura de 750 m2.
  • Un bulto de cemento puede pesar hasta 320 kilogramos.
  • 500 cm3 es el volumen de un vaso de agua.

Desarrollo de nuevos conocimientos

Se puede desarrollar nueva información mediante la observación empírica seguida de números y unidades de medida. Por ejemplo, la astrofísica puede proporcionarnos observaciones verificables a través de ecuaciones y cuantificables mediante el uso de números para ponerles valores reales.

De este modo, se ha hecho posible la experimentación y la aparición de datos importantes como el valor de constantes universales como la velocidad de la luz (300.000 km/s), la aceleración de la gravedad (9,81 m/s2) y la constante de los gases (0,082 atm*l/mol*K, o 1,987 cal/mol*K, o 8,314 J/mol*K).

Deja una respuesta