Portada » Medicinas » ¿Para qué sirve la hidrocortisona?

¿Para qué sirve la hidrocortisona?

¿Para qué sirve la hidrocortisona?

La hidrocortisona es un fármaco corticosteroide que tiene propiedades antiinflamatorias, antialérgicas e inmunosupresoras. Estos compuestos químicos son hormonas que nuestro cuerpo produce y que intervienen en diversas funciones biológicas.

Los corticosteroides, como la hidrocortisona, pueden administrarse artificialmente para compensar su falta en el organismo y cumplir sus funciones bioquímicas, que incluyen la reducción de la formación de sustancias inflamatorias y la estimulación del sistema inmunitario.

¿Para qué sirve la hidrocortisona?

La hidrocortisona, cuando se utiliza según las indicaciones del médico, tiene propiedades químicas y efectos farmacológicos que ayudan a:

  • Tratar reacciones alérgicas que son graves
  • Calmar shock provocado por hemorragia, traumatismo o infección
  • Tratar la deficiencia de hidrocortisona en el cuerpo
  • Tratar problemas de la piel
  • Tratar el cáncer
  • Tratamiento de la artritis reumatoide
  • Afecciones oculares y su tratamiento
  • Evitar el rechazo de los riñones trasplantados

Control de las reacciones alérgicas potencialmente mortales

Al igual que otros corticosteroides, la hidrocortisona tiene un efecto sobre el sistema inmunitario, reduciendo reacciones como:

  • Asma grave
  • Estornudos regulares
  • Contracción o inflamación de la garganta
  • Disnea (falta de aliento)

La hidrocortisona alivia estos efectos, permitiendo al paciente tratar su alergia en su origen con otros fármacos avanzados y experimentando menos dolor.

Calmar shock provocado por hemorragia, traumatismo o infección

Un shock es una condición en la que el cuerpo produce una reacción extrema en respuesta a una situación de salud perjudicial o que pone en peligro la integridad del organismo. Al afectar al sistema inmunitario, moderar su función y prevenir una enfermedad o problema de salud grave, la hidrocortisona ayuda a regular esta reacción o respuesta.

El tratamiento de la falta de hidrocortisona en el cuerpo

Las necesidades de hidrocortisona del organismo se complementan con la hidrocortisona administrada como medicamento. El cuerpo la crea de forma natural, pero debido a problemas de salud, este desarrollo puede verse obstaculizado, dejando al cuerpo con una cantidad insuficiente de hidrocortisona. La dosis a consumir se decidirá después de que el médico haya examinado al paciente.

Tratar los problemas de la piel

La hidrocortisona es un corticosteroide que se utiliza para tratar las afecciones de la piel provocadas por las respuestas inmunitarias a los alérgenos o las infecciones. A continuación, se detallan algunas de ellas:

  • Dermatitis exfoliativa
  • Urticaria
  • Eritema multiforme
  • Psoriasis

Estos se presentan en la piel en forma de síntomas como:

  • Enrojecimiento
  • Hinchazón en ciertas zonas
  • Comezón
  • Irritación
  • Degradación de la piel

Tratamientos contra el cáncer

La leucemia y los linfomas, que son tumores del sistema inmunitario, se tratan con hidrocortisona.

En la leucemia, la médula ósea produce glóbulos blancos (leucocitos) anormales o extraños, que ya no son capaces de proteger adecuadamente al organismo contra los agentes patógenos. Las enfermedades más frecuentes y los hematomas son los primeros efectos del bajo rendimiento.

Los linfocitos malignos proliferan en el linfoma. Los linfocitos son células inmunitarias que protegen al organismo de enfermedades e infecciones. Son uno de los grupos de glóbulos blancos conocidos como leucocitos. El sistema linfático, que incluye órganos como el bazo y el timo, es el lugar donde trabajan los linfocitos.

Tratamiento de la artritis reumatoide

La hidrocortisona se utiliza para tratar la inflamación de las articulaciones causada por enfermedades como:

  • La artritis reumatoide
  • La osteoartritis

La reducción de la inflamación permite a los pacientes con estas enfermedades afrontar mejor su enfermedad, permitiéndoles recuperar una gran autonomía, al tiempo que se reducen las sensaciones desagradables que la acompañan.

Las afecciones oculares y su tratamiento

La hidrocortisona es un medicamento que se utiliza para tratar y aliviar los efectos de las afecciones oculares u oftálmicas como:

  • Conjuntivitis alérgica
  • Queratitis
  • Herpes zoster oftálmico
  • Entre otras

Muchas de ellas están causadas por una infección o una reacción alérgica a factores ambientales. La hidrocortisona regula la actividad del sistema inmunitario de forma que el paciente no experimenta síntomas insoportables e incapacitantes.

Evitar el rechazo de los riñones trasplantados

Cuando se realiza un trasplante, el sistema inmunitario se activa para luchar contra el nuevo órgano. La reacción del cuerpo puede ser positiva, en la que acepta el órgano y comienza a asimilarlo y utilizarlo, o negativa, en la que moviliza sus defensas contra él, tratándolo como un intruso.

La hidrocortisona es un agente inmunosupresor que evita que el organismo active el sistema inmunitario de forma indiscriminada y rechace el tejido. Por supuesto, la compatibilidad del cuerpo y del órgano ya ha sido investigada antes del trasplante.

Dosis de hidrocortisona recomendadas

La hidrocortisona puede tomarse por vía oral, aplicarse en forma de pomada, inyectarse por vía intramuscular o por vía intravenosa. Las dosis y los horarios en los que se debe tomar este medicamento serán determinados por el médico. La recomendación más estricta es tomarla exactamente como se indica.

A continuación, le indicamos cómo tomar correctamente la hidrocortisona:

Si tiene problemas de estómago, puede tomarla con alimentos.

Tome la dosis antes de las 9:00 de la mañana, ya sea una dosis regular o cada dos días.

Es más fácil recordar y dosificar si las tomas a la misma hora.

Si te saltas una dosis, comprueba si la siguiente está cerca. Tome la siguiente si está cerca. Si todavía hay tiempo, tome la siguiente dosis lo antes posible.

Contraindicaciones de la hidrocortisona

La hidrocortisona se debe administrar con precaución en:

  • Pacientes alérgicos a la hidrocortisona o los demás corticoides
  • Pacientes con osteoporosis
  • Pacientes con alguna infección
  • Pacientes con inmunodeficiencia
  • Pacientes con tuberculosis
  • Pacientes con cirugías recientes
  • Pacientes que hayan sufrido un accidente recientemente
  • Pacientes con hipertensión arterial
  • Pacientes con insuficiencia cardiaca
  • Pacientes diabéticos
  • Pacientes con condiciones en el hígado, como hepatitis o cirrosis
  • Pacientes con condiciones gastrointestinales como úlcera péptica o esofagitis
  • Pacientes con problemas mentales como depresión o psicosis
  • Mujeres embarazadas
  • Mujeres en etapa de lactancia
  • Menores de edad
  • Pacientes de la tercera edad

Efectos secundarios de la hidrocortisona

Puede tener los siguientes efectos secundarios

  • Dolor estomacal
  • Dolor de cabeza
  • Mareo
  • Agitación
  • Insomnio
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Acné
  • Aumento en el crecimiento de pelo
  • Dismenorrea o menstruación irregular

En casos raros:

  • Resfriado
  • Dolor de garganta
  • Problemas de visión
  • Erupciones en la piel
  • Inflamación en la cara
  • Inflamación en piernas o tobillos
  • Debilidad muscular
  • Dolor articular
  • Fatiga
  • Heces oscuras
  • Sed

Deja una respuesta