Saltar al contenido

¿Para qué sirve el alpiste?

¿Para qué sirve el alpiste?

El alpiste pertenece a la familia de las poáceas. Phalaris canariensis es su nombre científico. Se compone de una hierba con tallos largos y aspecto de trigo, así como de vainas más alargadas. Las semillas están encerradas en una cáscara marrón, lisa y brillante.

Sus orígenes se remontan a las antiguas culturas mediterráneas, pero su uso se extendió por todo el mundo tras las Cruzadas, las invasiones y las conquistas. En la actualidad, puede localizarse en casi todas las zonas geográficas. El alpiste, a diferencia de otras hortalizas, es difícil de cultivar en casa porque requiere una operación dedicada y cuidadosa.

Es una de las semillas de su familia que más nutrientes contiene. Tiene un gran número de enzimas y una alta proporción de proteínas en su composición química. El alpiste, molido en agua y convertido en leche, ofrece el equivalente a dos o tres kilos de carne en un frasco, pero con aminoácidos estables.

¿Para qué sirve el alpiste?

El alpiste tiene diversas aplicaciones, algunas medicinales y otras nutricionales. La leche de alpiste, que es una mezcla de agua y semillas de alpiste lo más concentrada posible, es la forma más segura de que el ser humano absorba sus propiedades.

Para preparar la leche de alpiste se puede utilizar una batidora. Lo mejor es molerlo con una licuadora de alta potencia para que la cáscara sea absorbida por el líquido y no sea necesario colarlo. Cuando se aísla con un colador se reducen las propiedades que se pueden aprovechar.

El alpiste se utiliza para diversos fines:

  • Proporcionar alimento a las aves
  • Para disminuir la respuesta inflamatoria en los órganos
  • Para el tratamiento de enfermedades degenerativas
  • Ayudar en el tratamiento del hígado graso
  • Reducir el peso

Proporcionar alimento a los pájaros

Las semillas de alpiste son el alimento más adecuado y recomendado para las aves, ya que son fáciles de consumir; con su pico, los pájaros emplumados parten la cáscara y asimilan el interior. Por ello, los envoltorios marrones se utilizan para forrar las jaulas de las aves domésticas. Es fácil de encontrar en cualquier granero o tienda de animales, y es completamente seguro para ellos.

Para desinflamar los órganos

Cuando hay dolor en órganos como el hígado, los riñones y el páncreas, las enzimas del alpiste ayudan a desinflamar los procesos.

Cuidado de las enfermedades degenerativas

Los pacientes que padecen enfermedades degenerativas como la diabetes, la cirrosis, la hepatitis y la hipertensión deben consumir alpiste. En estas condiciones es posible mejorar la calidad de vida al controlar los niveles de glucosa en sangre y regular el ritmo cardíaco.

Ayuda en el tratamiento del hígado graso

Cuando las enzimas contenidas en el alpiste se consumen de forma regular, ayudan a la descomposición química de las grasas y a su eliminación, lo que las convierte en una valiosa herramienta en la lucha contra el hígado graso.

Pérdida de peso

Las personas que hacen dieta pueden alcanzar su peso ideal potenciando la eliminación de grasas con el alpiste. Éste ataca directamente la grasa almacenada en el abdomen y las paredes del estómago cuando se combina con una actividad física como los abdominales o los ejercicios aeróbicos.

Para su consumo, el alpiste puede mezclarse en zumos y batidos, o convertirse en leche. No hay ningún riesgo para el cuerpo humano, y no es necesario ningún procesamiento adicional.