Saltar al contenido

¿Para qué sirve el arándano?

¿Para qué sirve el arándano?

El arándano es el fruto de un arbusto perteneciente a la familia Magnoliophyta que prospera en climas fríos. Existen tres especies diferentes de este fruto: dos bayas rojas y una azul. La baya azul es otro nombre para esta última. El arándano es dulce, mientras que las bayas rojas son ácidas y ligeramente amargas, lo que constituye una de las distinciones entre las tres bayas.

El sabor agridulce del arándano disminuye al madurar. Normalmente se seca en forma de frutos secos parecidos a las pasas. Las bayas se conocen desde hace miles de años; las comían los pueblos nórdicos y árticos, y las utilizaban como alimento y medicina las culturas amerindias del norte.

Hay pruebas de que los arándanos, especialmente los azules, se consumen desde la época romana por sus propiedades contra las enfermedades urinarias. El beneficio medicinal más conocido del arándano es su capacidad para evitar infecciones y enfermedades del tracto urinario. A los pacientes de cada una de estas afecciones se les administraba zumo de arándanos.

¿Para qué sirve el arándano rojo?

Los arándanos rojos tienen una amplia gama de aplicaciones, entre ellas la nutrición humana y la medicina natural. Su extracto y fragancia se han utilizado en diversas industrias como fruta de sabor agridulce y buen aroma. Actúa como antibiótico natural debido a los ácidos y otras sustancias químicas que forman parte de su composición.

El arándano rojo se utiliza para diversos fines, entre ellos:

  • Para combatir infecciones y enfermedades.
  • Para ser utilizado en la cocina
  • Se elaboran cremas, perfumes y jabones.

Manejar las infecciones y enfermedades

El ácido hipúrico del arándano ayuda a acidificar la orina y descompone los cálculos o cristales de oxalato, por lo que ha sido utilizado por las culturas antiguas para tratar diversas dolencias, especialmente las causadas por infecciones del tracto urinario. Las bacterias del hígado, el tracto urinario y la vejiga tienen dificultades para proliferar debido a la acidez.

Los arándanos contienen proantocianidinas, que son polímeros flavonoides que impiden que las bacterias se adhieran a las paredes de los tejidos y al esmalte dental, reduciendo así el riesgo de gastritis, gingivitis y otras infecciones bucales. El Streptococcus mutans, la bacteria que provoca la caries, es resistente a las proantocianidinas.

El arándano previene el estrés oxidativo y las enfermedades degenerativas como el Alzheimer, el cáncer y la demencia senil precoz gracias a su material polifenólico, que actúa como antioxidante.

Los soldados que consumieron mermelada de arándanos durante la Segunda Guerra Mundial tuvieron una mejor visión nocturna y no se vieron perjudicados por los cambios de luz y oscuridad. Además, su vista estaba protegida de los rayos del sol.

Los arándanos pueden ayudar con una variedad de enfermedades y condiciones, incluyendo:

  • Caries
  • Cistitis
  • Piedras renales
  • Infecciones en la uretra
  • Demencia senil
  • Alzheimer
  • Infecciones intestinales leves
  • Prevención de úlceras estomacales
  • Estrés oxidativo
  • Enuresis (orinar por la noche)
  • Mejorar la visión
  • Hemorroides
  • Várices
  • Diarrea
  • Arteriosclerosis
  • Indigestión
  • Diabetes tipo II
  • Úlceras bucales
  • Acné

Para usar en la cocina

El zumo de arándanos es el más popular de esta fruta porque, además de ser refrescante, es la mejor manera de aprovechar sus propiedades antioxidantes. También son habituales las mermeladas y los frutos secos, sobre todo en los países donde el consumo de alimentos crudos está restringido.

En la actualidad, el arándano es el principal aromatizante de una gran variedad de artículos, como tés, jaleas y bebidas en polvo.

A continuación, se enumeran algunos de los alimentos que pueden elaborarse con arándanos:

  • Licores
  • Mermeladas
  • Ensaladas
  • Guisados (como fruto seco)
  • Postres (puede ser fresco o seco)
  • Helados
  • Caramelos
  • Salsas
  • Gelatinas
  • Pasteles
  • Panes
  • Galletas

Crear cremas, perfumes y jabones para reparar la piel

El arándano se utiliza habitualmente en cremas y tratamientos antienvejecimiento para mejorar la salud de la piel por su contenido en antioxidantes. El aroma dulce y fresco de estas frutas es ideal para jabones, champús, lociones y perfumes, sobre todo para mujeres y niños, y hay una gran cantidad de productos en el mercado con su aroma o extracto.

El arándano rojo se utiliza en una variedad de productos cosméticos y medicinales, entre ellos:

  • Cremas
  • Tónicos
  • Perfumes
  • Lociones
  • Jabones
  • Champús
  • Extractos en pastillas
  • Ungüentos

Efectos secundarios del arándano

Si toma warfarina, un medicamento para prevenir los coágulos, no tome arándanos ni zumo de arándanos. Existe la posibilidad de que se produzcan hemorragias si se consumen juntos arándanos y warfarina.

La arbutina, una sustancia presente en los arándanos, es un agente aclarador de la piel. Como se extrae de la hidroquinona, un producto que también es una sustancia blanqueadora pero que tiene efectos adversos cuando se usa puro o durante mucho tiempo, se relaciona con el cáncer de piel cuando se ingiere en exceso.