Saltar al contenido

¿Para qué sirve el boldo?

El boldo es un árbol sudamericano cuyo nombre científico es Peumus boldus. Pertenece a la familia de las monimiáceas, que incluye varias especies de plantas selváticas. Se cultivó por primera vez en el Chile, Bolivia y Perú precolombinos. La gente de la época la utilizaba como planta medicinal y como ingrediente alimentario.

Los frutos del boldo son comestibles y se han utilizado en diversos platos, tanto crudos como cocinados. Los indios mapuches han utilizado las hojas para tratar enfermedades y dolencias del tracto digestivo, trastornos biliares y afecciones hepáticas durante siglos. La boldina, un alcaloide que se encuentra en la planta, es la responsable de las propiedades medicinales.

Debido a su alto contenido en taninos y boldina, la corteza del boldo se utiliza a menudo para hacer infusiones medicinales. También era utilizada por las culturas antiguas para tratar y curtir las pieles de los animales, gracias a la acción curtiente de la planta.

¿Para qué sirve el boldo?

Las hojas de boldo se han utilizado durante mucho tiempo para hacer infusiones, cataplasmas y decocciones medicinales, y son el componente más comercializado de la planta, que se vende en forma seca y triturada en bolsas de té en América y en muchos países de otros continentes.

A pesar de que esta planta se consume desde hace cientos de años, sólo ahora los científicos han empezado a investigar y comprobar sus resultados, dejando a muchos de ellos en la incertidumbre.

El boldo puede utilizarse para una gran variedad de cosas:

  • En general, para tratar dolencias
  • El hígado y la vesícula biliar se beneficiarán.
  • Aumentar la fuerza del sistema digestivo
  • Proteger el sistema nervioso.
  • Defiéndase de las enfermedades infecciosas.

Tratar dolencias comunes

El boldo se utiliza para tratar diversas enfermedades y problemas, según la medicina tradicional y la ciencia de laboratorio.

  • Indigestión
  • Retención de bilis
  • Problemas hepáticos
  • Hígado graso
  • Obstrucción biliar
  • Infecciones en el hígado
  • Problemas en la vesícula biliar
  • Colerético
  • Cálculos biliares
  • Colesterol malo alto (LDL, Low Density Lipoprotein)
  • Flatulencias en exceso
  • Espasmos en el tejido muscular liso
  • Estreñimiento (ayuda como laxante)
  • Ansiedad o episodio de pánico (actúa como sedante ligero)
  • Insomnio

Beneficiar el hígado y la vesícula biliar

La composición química del boldo incluye compuestos como:

  • Boldina
  • Cineol
  • Catequinas
  • Taninos

Todos ellos actúan conjuntamente para ayudar al hígado a liberar toxinas, al tiempo que protegen las células hepáticas del envejecimiento prematuro. Sus propiedades antioxidantes y regenerativas son las responsables de este impacto.

La boldina es un colerético, lo que significa que hace que la vesícula biliar segregue más bilis, lo que ayuda al hígado a disolver y absorber las grasas más rápidamente. Como este material también es colagogo, favorece la expulsión de la bilis, lo que provoca una obstrucción. La acción de la boldina se traduce en la seguridad y el aumento de la agilidad de las funciones hepáticas.

La boldina ayuda al hígado a filtrar las toxinas que se acumulan con el tiempo, como los contaminantes de los alimentos, los medicamentos, las bacterias y las bebidas alcohólicas. Después de una comida copiosa, es tradicional beber una taza de té de boldo.

Sin embargo, en contra de la opinión común, el boldo no debe consumirse si ya existe una enfermedad hepática, ya que el contenido de la planta se maneja mal, lo que hace que el daño empeore.

Aumento de la fuerza del sistema digestivo

El boldo tiene una serie de efectos sobre el sistema digestivo:

  • Ayuda a reducir las flatulencias.
  • Es un laxante suave.
  • Como antiespasmódico, alivia los cólicos intestinales.
  • Actúa como fibra que ayuda a la digestión de los alimentos.
  • Se utiliza como condimento en los platos por su sabor y fragancia cítricos.

Protege el sistema nervioso

La suave acción sedante del boldo, así como sus propiedades antiespasmódicas y antioxidantes, ayudan a minimizar los niveles de estrés. Alivia los dolores de cabeza, las migrañas, el nerviosismo y la ansiedad moderada, además de ayudar a conciliar el sueño en casos manejables de insomnio.

Prevención de problemas respiratorios

La infusión de boldo se utiliza para tratar una variedad de problemas respiratorios, incluyendo

  • Resfriado
  • Gripe
  • Tos

Esta planta refuerza el sistema inmunitario y despeja las vías respiratorias gracias a su materia de eucaliptol.

Contraindicaciones del boldo

En personas como estas, no se recomienda el uso de la planta de boldo durante más de un mes.

  • Personas embarazadas
  • Mujeres en periodo de lactancia
  • Niños menores de 12 años
  • Pacientes que padecen una enfermedad hepática

Efectos secundarios del boldo

Se sabe que el boldo contiene ascaridol, que es extremadamente venenoso cuando se encuentra en su forma pura, como en las cataplasmas hechas con las hojas de la planta. Por lo tanto, es mejor evitar el uso de cataplasmas hechas con las hojas o cualquier otro componente de la planta a menos que se esté bajo el cuidado de un médico.

El boldo es perjudicial cuando se aplica sobre la piel o se ingiere durante un periodo prolongado, ya que puede provocar cualquiera de los siguientes efectos secundarios:

  • Convulsiones
  • Aborto
  • Hemorragias internas
  • Obstrucción del conducto biliar
  • Insuficiencia renal