Saltar al contenido

¿Para qué sirve el eucalipto?

¿Para qué sirve el eucalipto?

El eucalipto es un género de árboles y arbustos de la familia de las mirtáceas. Es originario de Australia y Tasmania, y existen más de 700 especies diferentes en todo el mundo.

Sus hojas cambian con la edad de la planta; en la juventud, son sésiles (es decir, no tienen tallo) y de color gris ovalado falciforme. Las hojas del eucalipto se vuelven más alargadas a medida que envejecen, y el color gris se vuelve azulado.

Se introdujo por primera vez en Europa en el siglo XIX, cuando se utilizó para minimizar los niveles de humedad en los pantanos. Esta capacidad se atribuye al hecho de que tiene un alto potencial de absorción de agua. Gracias a esta tierra ha podido adaptarse al cultivo en diferentes partes del mundo.

¿Para qué sirve el eucalipto?

El eucalipto es una planta que se utiliza en la medicina, la alimentación y la industria, y todas sus partes son beneficiosas.

Es útil para:

  • Tratamiento de trastornos respiratorios
  • Aplicaciones antisépticas
  • Reducir el dolor.
  • Reducir los niveles de azúcar en la sangre
  • Creación de medicamentos
  • Reducir la gravedad de los síntomas y las enfermedades
  • Aplicaciones humanas y ambientales
  • Tratamiento de trastornos respiratorios

El eucalipto se utiliza sobre todo para curar enfermedades como la gripe y el resfriado común, así como para despejar las vías respiratorias. Esto se debe a sus propiedades broncodilatadoras. Los jarabes, las pastillas y las pomadas para la tos lo contienen.

Aplicaciones antisépticas

Las hojas de eucalipto tienen fuertes efectos antisépticos, por lo que se utilizan en productos de limpieza antibacterianos y antifúngicos, así como en cremas, ungüentos y líquidos antisépticos.

El dolor se reduce

El té elaborado con hojas de eucalipto se utiliza para tratar los daños en la piel, las articulaciones, los músculos y los huesos, reduciendo las molestias y la inflamación y, al mismo tiempo, curando los tejidos con mayor facilidad y proporcionando alivio al paciente.

La infusión se hace hirviendo primero agua en una cantidad lo suficientemente grande como para que quepa la aplicación de eucalipto. A continuación, las hojas de eucalipto se muelen hasta obtener una consistencia de polvo. Para extraer la esencia, se colocan en agua hirviendo.

Los aceites esenciales de las hojas de eucalipto se difunden en el agua. Se deja reposar la mezcla hasta que el agua adquiera un color amarillento. Se empapan toallas gruesas en la infusión y se aplican a las zonas infectadas tan calientes como el paciente pueda soportar.

Reducción de los niveles de azúcar en la sangre

El eucalipto tiene propiedades que pueden ayudar a reducir los niveles de glucosa en sangre, especialmente cuando se consume, pero sólo debe utilizarse bajo supervisión médica porque puede ser muy tóxico si se excede la dosis.

El ingrediente más utilizado tanto por la medicina naturista como por la convencional es el aceite de eucalipto, que es un extracto de las hojas.

Creación de medicamentos

Tanto las hojas como el aceite de eucalipto se utilizan actualmente para elaborar una amplia gama de medicamentos, desde pastillas para la tos hasta ungüentos para la piel y el resfriado.

Aunque la hoja de eucalipto se utiliza habitualmente para tratar infecciones, debido a su toxicidad, el aceite de esta planta no debe ingerirse ni añadirse a la dermis antes de ser manipulado químicamente en un proceso industrial.

Este aceite se utiliza en aromaterapia para aliviar el estrés y la relajación, además de sus aplicaciones terapéuticas. Su aroma mentolado también es apropiado para la limpieza y la cosmética.

Las cataplasmas de infusiones de hojas, las vaporizaciones y las tisanas se han utilizado para tratar diversas enfermedades desde la antigüedad, pero no se recomienda utilizar el aceite puro o la infusión condensada, ya que es venenoso cuando entra en contacto con la piel y cuando se consume.

Reduce la gravedad de los síntomas y las enfermedades

El eucalipto, en todos sus tipos, se utiliza para tratar una variedad de síntomas y enfermedades, entre ellas:

  • Tos
  • Flemas (usado como expectorante)
  • Fiebre (usado como antipirético)
  • Dolores musculares
  • Asma
  • Reumatismo
  • Gripe (usado como antiviral)
  • Catarro
  • Inflamación (usado como antiinflamatorio)
  • Altos niveles de glucosa (usado como hipoglucemiante)
  • Infecciones (usado como antimicrobiano)
  • Disnea o dificultad para respirar (usado como broncodilatador)
  • Heridas o llagas (usado como cicatrizante)
  • Estrés (usado como estimulante aromático)
  • Artritis
  • Sinusitis
  • Herpes
  • Picaduras de insectos (también usado como repelente)

Beneficios para las personas y el mundo

La planta de eucalipto es beneficiosa para el ser humano porque puede utilizarse para

  • Propiedades astringentes y antisépticas para la piel
  • Saborizante para los alimentos
  • Purificador del aire
  • Árbol del bosque
  • En los pantanos, como absorbente de la humedad

Contraindicaciones del eucalipto

Debido a la toxicidad del aceite de eucalipto, no se puede consumir ni añadir grandes cantidades. Incluso unos pocos mililitros pueden ser suficientes para poner en peligro la vida de una persona.

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la intoxicación:

  • Náuseas
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Mareos
  • Dolor de estómago