Saltar al contenido

¿Para qué sirve el hierro?

¿Para qué sirve el hierro?

El hierro, también conocido como fierro, es un elemento químico metálico con el símbolo Fe que se encuentra en la tabla periódica de los elementos químicos entre los metales de transición. Es uno de los elementos más abundantes de la Tierra y se encuentra en las células humanas, donde es necesario para los procesos metabólicos.

La hemoglobina, el material que transporta el oxígeno, contiene hierro en su estructura química. Se combina con el oxígeno de los pulmones para dar a los glóbulos rojos de la sangre su característico color rojo. El suministro de sangre transporta el oxígeno a todas las células del organismo.

El dióxido de carbono emitido por la respiración también se desecha a través de este mecanismo de transporte. La hemoglobina, la mioglobina, la peroxidasa, que protege al organismo de los radicales libres y los microorganismos, y los citocromos, que eliminan las sustancias insolubles en agua, son proteínas y enzimas que necesitan hierro para funcionar.

¿Para qué sirve el hierro?

Tanto en las plantas como en los animales, el hierro es uno de los micronutrientes más esenciales. La mayoría de los organismos dependen de este factor para sus funciones básicas, como el crecimiento y el mantenimiento.

Su objetivo es:

  • Ejecutar tareas críticas
  • La anemia debe ser regulada y aliviada.
  • Procesos en las células
  • Complemento nutricional

Ejecutar funciones esenciales

El hierro es un factor activo que desempeña un papel importante en las funciones del cuerpo humano y animal. Aportan lo siguiente:

  • Formación de hemoglobina para el transporte de oxígeno.
  • Formación de mioglobina
  • Reprogramación del ADN
  • La hemoglobina transporta el oxígeno al interior de las células, permitiendo la respiración celular.
  • Producción de colágeno
  • Síntesis de proteínas
  • Se desarrollan las defensas.
  • Para evitar la anemia, se deben mantener niveles altos de hierro en la sangre.
  • Ayuda en casos de agotamiento
  • Formación de células
  • Potenciar las funciones cognitivas
  • Formar parte de las reacciones bioquímicas

La anemia puede aliviarse

La anemia ferropénica es una de las enfermedades más comunes causadas por la falta de hierro en la sangre. Esta enfermedad está causada por la falta de hierro, que es necesario para la producción de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno a través del cuerpo.

Cuando no hay suficientes glóbulos rojos o son de baja calidad, el oxígeno no llega a todos los tejidos de los músculos, el cerebro y los órganos de manera oportuna. Esta deficiencia de oxígeno puede causar problemas de crecimiento, daños en los órganos, retrasos en el aprendizaje y problemas de concentración.

Procesos en las células

El hierro es necesario para la formación de las células, así como para diversos procesos y funciones dentro de cada célula, como la afinación del ADN, el transporte de oxígeno, la formación de tejido muscular y el funcionamiento de los órganos.

Suplementos dietéticos

Una de las causas más comunes de la fatiga, los mareos y la baja concentración es una deficiencia de hierro en la dieta. Por ello, el hierro se utiliza como uno de los minerales clave en la gran mayoría de multivitaminas y suplementos dietéticos.

Efectos secundarios de los suplementos de hierro

A pesar de que el hierro es necesario para las funciones vitales de muchas especies, sólo se utiliza en cantidades mínimas. Por ello, es posible ingerir demasiado hierro a diario, lo que provoca enfermedades graves y potencialmente mortales.

Por ejemplo, la intoxicación por hierro puede ser de leve a grave. El hierro parece acumularse más en los niños pequeños, los ancianos y algunas personas enfermas, lo que dificulta su metabolización.

A continuación, se enumeran los problemas más comunes causados por el exceso de hierro o por un mal metabolismo del mismo:

  • Neurodegeneración con acumulación de hierro en el cerebro (NAHC)
  • Siderosis
  • Hemocromatosis
  • Cirrosis por hierro

Una alteración o mutación en el gen PANK2 (pantotenatoquinasa) provoca una neurodegeneración con acumulación de hierro en el cerebro, lo que da lugar a un mal metabolismo del hierro y a una acumulación de hierro en el cerebro, especialmente en los ganglios basales.

Los trastornos cerebrales degenerativos como la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer, el síndrome de Huntington y la demencia están relacionados con esta acumulación. Dado que la NAHC puede provocar el coma y la muerte, es fundamental buscar tratamiento lo antes posible.

La acumulación de hierro en los órganos y tejidos del cuerpo, como el hígado, el cerebro y los riñones, se conoce como siderosis. En general, los siguientes factores contribuyen al desarrollo de esta enfermedad:

  • Una ingesta de hierro superior a la media.
  • Problemas para metabolizar el hierro

La hemocromatosis es un trastorno genético que impide que el hierro se metabolice adecuadamente, lo que da lugar a niveles más altos de hierro en los órganos.