Saltar al contenido

¿Para qué sirve el interferón?

¿Para qué sirve el interferón?

Los interferones son proteínas naturales que ayudan al sistema inmunitario a luchar contra las infecciones y enfermedades como el cáncer. Los glóbulos blancos (leucocitos) y otras células del cuerpo de los organismos vertebrados contienen estas proteínas, pero también se pueden fabricar en el laboratorio para utilizarlas como cura de diversas enfermedades.

¿Para qué sirve el interferón?

El interferón es una proteína de señalización que ayuda a las células a comunicarse entre sí para responder a los patógenos. Se utiliza para combatir las infecciones víricas y controlar el sistema inmunitario en general.

El interferón se utiliza para una serie de propósitos, entre ellos

  • Defenderse de los virus
  • Derrotar a las bacterias
  • Derrotar a los parásitos
  • Derrotar a las células cancerosas
  • Cuando una célula se infecta con uno de estos cuatro agentes, segrega interferones, que activan las defensas de las células circundantes. Los interferones, como su nombre indica, intervienen provocando las siguientes reacciones, en función del agente invasor
  • Impedir que el virus se replique.
  • Activar las células del sistema inmunitario, como los macrófagos.
  • Controlar el crecimiento de las poblaciones de bacterias.
  • Inducir síntomas como la fiebre, el dolor muscular y los síntomas gripales para desestabilizar momentáneamente el organismo y modificar así las condiciones de aparición de los agentes patógenos, permitiendo su eliminación.
  • El interferón ayuda en el tratamiento del cáncer al impedir que las células cancerosas se multipliquen y que algunas sean eliminadas.

Los interferones y sus funciones

Los IFN son citoquinas, es decir, proteínas que participan en las siguientes funciones

  • Regular sus funciones en otros tipos de células en las células que los contienen.
  • La comunicación intercelular (de célula a célula) es una forma de comunicación que se produce entre las células.
  • Se induce la activación de los receptores de membrana.
  • Funciones de la proliferación celular
  • Funciones de la diferenciación celular
  • La quimiotaxis (el movimiento de las células en respuesta a la concentración de sustancias químicas en su entorno, como la glucosa, que sirve de alimento a las células) es una forma de movimiento en la que la dirección del mismo viene determinada por la concentración de sustancias químicas en el entorno de las células.
  • El desarrollo de las células
  • La secreción de inmunoglobulinas puede regularse.

Los interferones se presentan en diversas formas

Los interferones se dividen en tres categorías, todas ellas abreviadas como IFN:

Tipo I, Tipo II y Tipo III son los tres tipos.

¿Y qué tipos, el Tipo I y el Tipo II, son más significativos en cuanto a la acción del organismo?

Interferones de tipo I (IFN)

Cuando se observa una infección vírica, el organismo libera interferones. Los fibroblastos y los monocitos son las células que los crean. Cuando se secretan en el organismo, activan moléculas que impiden que el virus produzca y replique ácidos ribonucleicos (ARN) y desoxirribonucleicos (ADN).
El IFN- (alfa), el IFN- (beta), el IFN- (épsilon), el IFN- (kappa) y el IFN- (delta) son interferones de tipo I presentes en los seres humanos (omega). El IFN- (alfa) desarrollado en el laboratorio se utiliza para tratar infecciones como la hepatitis B y la hepatitis C. La esclerosis múltiple se trata con IFN- (beta).

Interferones de tipo II (IFN)

El IFN-, que se encuentra en el cuerpo humano, es uno de ellos (gamma). Los linfocitos auxiliares de tipo 1 segregan sustancias que impiden la multiplicación de los linfocitos auxiliares de tipo 2.

Los interferones se utilizan para tratar diversas enfermedades

Los interferones se utilizan junto con otras terapias para tratar una serie de enfermedades, entre ellas:

  • La esclerosis múltiple (EM) es una forma de enfermedad autoinmune.
  • Las leucemias y los linfomas son ejemplos de cánceres.
  • La hepatitis B y C son dos formas de hepatitis.
  • Los interferones se inyectan por vía intramuscular y se utilizan en la terapia sistémica. Las inyecciones de interferón administradas por vía intramuscular o subcutánea suelen ser bien toleradas.

Dosis de interferón recomendadas

Las dosis de IFN que deben administrarse para el tratamiento de la enfermedad se determinarán en función de la enfermedad específica del paciente y de su evolución.

Consecuencias perjudiciales de los interferones

A continuación se enumeran los efectos secundarios adversos más comunes del tratamiento con IFN:

  • Elevación de la temperatura corporal
  • No me siento bien
  • Fatiga o agotamiento
  • Dolor de cabeza o migraña
  • Dolor muscular
  • Sensación de mareo
  • Convulsiones
  • Depresión