Saltar al contenido

¿Para qué sirve el meloxicam?

¿Para qué sirve el meloxicam?

El meloxicam es un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE) que se utiliza para tratar el dolor, la fiebre y la inflamación en pacientes con algunas afecciones. Tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antipiréticas, reduciendo el dolor y la fiebre, respectivamente.

El meloxicam consigue sus efectos inhibiendo la ciclooxigenasa en el paciente que lo toma. Se conoce como un ácido enólico debido a su estructura química, y esta clasificación lo relaciona con fármacos como el piroxicam, el sudoxicam y el tenoxicam, que son AINE antiinflamatorios, analgésicos y antipiréticos.

Este medicamento tiene una vida media de 20 horas en el cuerpo humano. En las farmacias hay cápsulas de 7,5 miligramos, supositorios de 15 miligramos con excipiente de glicerina y ampollas de 15 miligramos. Se recomienda porque, a diferencia de otros medicamentos, rara vez causa problemas digestivos, como úlceras.

¿Para qué sirve el meloxicam?

El meloxicam se distingue por sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antipiréticas, que son beneficiosas para los órganos digestivos. Es preferido a los medicamentos como la aspirina y el naproxeno, que cumplen funciones similares pero desencadenan dolor gastrointestinal.

Es útil para:

  • Los síntomas inflamatorios y dolorosos
  • Tratamiento de la espondilitis aquilosante
  • La artritis reumatoide
  • Reducir el dolor causado por la gota.
  • Recuperación de lesiones
  • Alivio del dolor ginecológico

Afecciones inflamatorias y dolorosas

El meloxicam es un analgésico que se utiliza para tratar los hematomas, las distensiones musculares y el dolor causado por la gota, la artritis reumatoide y otras afecciones articulares.

Algunas de ellas son

  • Tensión en los músculos.
  • Dolor e inflamación asociados a la dismenorrea
  • Dolor traumático
  • Inflamación de los bronquios y de los bronquiolos
  • Inflamación de los tejidos blandos
  • La espondilitis anquilosante
  • Artritis gotosa
  • Dolor de la artritis reumatoide
  • La osteoartritis

Tratamiento de la espondilitis aquilosante

El meloxicam es un medicamento que se utiliza para aliviar el dolor y la inflamación de las articulaciones vertebrales causados por la espondilitis anquilosante, una enfermedad que provoca que el paciente no pueda moverse y que causa un dolor agudo y crónico frecuente que empeora con el movimiento.

Este medicamento actúa disminuyendo la inflamación en las articulaciones e inhibiendo la función de los neurorreceptores del dolor, lo que permite al paciente recuperar una calidad de vida normal y retomar sus actividades habituales sin estas limitaciones extremas.

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a las articulaciones.

Las propiedades analgésicas y antiinflamatorias del meloxicam lo hacen útil para tratar el dolor extremo asociado a enfermedades como la artritis reumatoide. Este fármaco se dirige a la enzima ciclooxigenasa-2 (COX-2), que interviene en los mecanismos de respuesta inflamatoria del organismo.

Reducir el dolor de la gota

El meloxicam se utiliza para tratar afecciones como la gota, y sus propiedades analgésicas lo convierten en una valiosa herramienta en el tratamiento de esta enfermedad. Disminuye la inflamación que se produce en las articulaciones, así como las molestias y la fiebre que acompañan a la enfermedad.

Recuperación de lesiones de forma relajada

El meloxicam se utiliza para tratar diversos traumatismos, como golpes y fracturas. Es muy bueno para reducir las molestias que provocan estas afecciones. También ayuda a reducir la inflamación en las zonas que se han hinchado debido a los golpes. Hasta que el cuerpo se cure, este medicamento es un coadyuvante esencial en su recuperación.

Alivio del dolor ginecológico

Las propiedades antiinflamatorias y analgésicas del meloxicam lo convierten en un tratamiento popular para las afecciones ginecológicas, incluida la dismenorrea (menstruación dolorosa e irregular), gracias a su capacidad para reducir la inflamación uterina a lo largo del desprendimiento del endometrio.

Contraindicaciones del meloxicam

El meloxicam sólo puede obtenerse con receta y utilizarse bajo supervisión médica en personas que estén

  • Personas que estén embarazadas
  • Mujeres en periodo de lactancia
  • Pacientes sensibles al meloxicam

Si se utiliza con otros analgésicos, como la aspirina, o después de consumir bebidas alcohólicas, puede haber riesgos.

Efectos secundarios del meloxicam

Cuando no se administra correctamente, pueden producirse los siguientes efectos secundarios:

  • Constipación
  • Diarrea
  • Dispepsia
  • Dolores de cabeza
  • Edema
  • Flatulencias
  • Náuseas
  • Palpitaciones
  • Somnolencia
  • Urticaria
  • Vértigo
  • Vómitos