Saltar al contenido

¿Para qué sirve el naftaleno?

¿Para qué sirve el naftaleno?

El naftaleno es un compuesto químico orgánico formado por la unión de dos anillos de benceno. También se conoce como naftalina, alquitrán de alcanfor o blanco de alquitrán.

Tiene la fórmula molecular C10H8 y las siguientes propiedades físicas y químicas:

  • Peso molecular de 128 g/mol
  • Aspecto físico: cristales, copos, perlas o polvo de color blanco.
  • Huele a alquitrán de hulla y es aromático.
  • El punto de ebullición es de 217,9°C.
  • 79°C el punto de inflamación
  • 80,2°C punto de fusión
  • A 25°C, 31 mg por litro de agua son solubles.

¿Para qué sirve el naftaleno?

El naftaleno tiene una amplia gama de aplicaciones tanto en el hogar como en el lugar de trabajo. Dado que puede ser perjudicial para el bienestar, debe tratarse con precaución y con equipo de protección personal.

El naftaleno se utiliza en las siguientes aplicaciones:

  • Repelente de insectos y fumigación doméstica
  • Para fabricar insecticidas
  • Para fabricar plaguicidas
  • Producir tintes para tejidos.
  • Producir lubricantes.
  • Producir explosivos.

Naftalina en casa

Las bolas de naftalina deben dejarse en la zona de acceso de los insectos para disuadirlos de entrar y reproducirse en el interior de la vivienda. Los niños pequeños y las mascotas deben mantenerse alejados de los vapores nocivos para evitar su inhalación, ya que son más vulnerables a la toxicidad de la bola de naftalina que los adultos.

En la industria

En las plantas químicas que fabrican insecticidas, pesticidas, tintes para tejidos, lubricantes y explosivos, el naftaleno se utiliza como reactivo químico. Dado que el personal y los operadores de los equipos de la planta entrarán inevitablemente en contacto con sus vapores a través de las vías respiratorias, es fundamental que lleven el equipo de protección personal necesario.

Dispositivos de seguridad personal

Para evitar el contacto directo con la naftalina, se requiere un equipo especial. Se dividen en categorías en función de la región que deben proteger:

  • Protección facial y ocular
  • Equipos para la piel
  • Aparatos de respiración

Cuando sea probable el contacto con el polvo o las salpicaduras de naftalina, la seguridad ocular y facial requiere gafas químicas y (o) una máscara facial completa. En la zona de trabajo debe haber una estación de lavado de ojos y duchas de emergencia en caso de emergencia.

Las prendas de protección impermeables, como botas, guantes, batas de laboratorio, delantales y monos de trabajo, son ejemplos de equipos de seguridad para la piel.

Para la seguridad respiratoria se utiliza un respirador de media cara con un cartucho de vapores orgánicos y un filtro de partículas. Puede llevarse hasta diez veces el límite de exposición o la concentración máxima de uso establecida por la agencia reguladora o el fabricante del respirador.

Los peligros del naftaleno para la salud

Si no se trata correctamente, el naftaleno es un material que supone un riesgo para la salud de los seres humanos. El tacto puede determinar la gravedad o el tipo de peligro:

Irritación de la piel alrededor de los ojos, así como de la conjuntiva (parte blanca del ojo).

Dérmico: irritación de la piel, erupciones y alergias si el tacto es prolongado.

Dolor de cabeza, náuseas, vómitos, sudoración abundante y desorientación son síntomas de inhalación. La anemia, la fiebre y la ictericia son los signos más comunes de la hemólisis intravascular retardada.

Ingestión: Dolor de cabeza, sudoración excesiva, malestar, orina oscura, náuseas, vómitos y desorientación son también posibles efectos secundarios.

Desarrollo de cataratas en los ojos como resultado de una exposición prolongada. Alergia en la piel. En los seres humanos, los síntomas carcinógenos incluyen carcinomas de laringe e intestino.

Exacerbación de enfermedades crónicas: Las personas que ya padecen enfermedades de la piel, la sangre, el sistema circulatorio o el sistema respiratorio pueden ver agravados sus síntomas.

En caso de contacto, deben administrarse los primeros auxilios

Se han establecido diversas medidas eficaces para ayudar a las personas que han entrado en contacto con naftalina de forma perjudicial. Dependiendo de la forma de contacto, cada una tiene un papel específico que desempeñar:

Inhalación: Llevar a la persona infectada al aire fresco para que inhale. Si el paciente no respira, debe utilizarse la respiración artificial. Administrar oxígeno si la respiración es difícil. La reanimación no debe hacerse mediante la boca a boca.

Tras la ingesta, enjuague la boca con agua. Ofrezca mucha agua si está consciente. Tan pronto como sea posible, induzca el vómito según las indicaciones del personal médico. Incline a la persona hacia delante si vomita involuntariamente. No se lo dé por la boca si está inconsciente. Busque ayuda médica de inmediato.

Contacto con la piel: Lávese durante al menos 15 minutos con abundante agua y jabón. Debe quitarse la ropa y los zapatos que se hayan contaminado. Antes de reutilizar la ropa, hay que lavarla. Antes de reutilizar los zapatos, asegúrese de que están limpios. Busque asistencia médica.

Contacto con los ojos: Lavar los ojos con abundante agua durante al menos 15 minutos, levantando periódicamente los párpados superiores e inferiores para asegurarse de que se elimina el naftaleno. Repita el lavado si las molestias continúan.