Saltar al contenido

¿Para qué sirve el omega 3?

¿Para qué sirve el omega 3?

El omega 3 o ácido linolénico (antes conocido como vitamina F) es un nutriente bioquímicamente importante que debe incluirse en la dieta diaria.

Se conoce como un ácido graso insaturado en química orgánica. En ausencia de dos hidrógenos saturados, dos de los carbonos están unidos por un doble enlace. La fórmula condensada es C18H30O2.

Uno de los ácidos grasos esenciales es el omega 3. La palabra “necesario” se refiere a algo que el cuerpo humano no puede crear. Es necesario para el buen funcionamiento del cuerpo y se obtiene a través de los alimentos a diario.

¿Para qué sirve el omega 3?

El Omega 3 es un compuesto químico que se encuentra en nuestra dieta diaria y que desempeña una amplia gama de funciones en los distintos sistemas del cuerpo humano.

El Omega 3 es útil para:

  • Ayudar al sistema circulatorio
  • Ayudar y mejorar el sistema nervioso
  • La grasa debe ser disuelta en los tejidos.
  • Nutrir las articulaciones y los músculos.
  • Eliminar las sustancias tóxicas del cuerpo.

Ayuda al buen funcionamiento del sistema circulatorio

El Omega 3 ayuda a reducir los niveles de triglicéridos en el cuerpo, lo que es bueno para el corazón (los triglicéridos son un tipo de grasa formada por tres ácidos grasos de cadena larga unidos a un grupo de glicerol).

Dado que el exceso de triglicéridos puede causar arteriosclerosis (rigidez arterial), una dosis suficiente de Omega 3 puede ayudar a eliminar este exceso disolviéndolo y relajando las superficies internas de las arterias, permitiendo un flujo sanguíneo más ligero y funcional.

El Omega 3 es beneficioso para la salud arterial en general, así como para la salud del corazón, ya que la arteriosclerosis puede provocar infartos.

Los efectos beneficiosos del Omega 3 en el sistema circulatorio se descubrieron gracias a los estudios sobre la dieta de los esquimales, que rara vez padecen enfermedades cardíacas. Los esquimales comen diariamente trucha, rica en Omega 3, que fortalece el sistema nervioso.

Fortalece el sistema nervioso

El sistema nervioso se beneficia de los ácidos grasos omega 3. Según estudios recientes, las personas que consumen grandes cantidades de ácido linolénico en su dieta son menos propensas a desarrollar trastornos depresivos.

Además, el Omega 3 proporciona a estas personas una mayor velocidad de procesamiento y una inteligencia mejor canalizada; esto se debe a que algunos productos grasos, incluidos los ácidos grasos (Omegas 3 y 6), son sustancias que contribuyen al desarrollo de las células nerviosas y del cerebro.

El Omega 3 interfiere en la conformación de las membranas celulares de las neuronas, haciendo sus paredes más versátiles y fluidas y permitiendo una transmisión más eficaz de la información neuronal en las sinapsis. Los sistemas mentales se vuelven más ágiles como resultado de esto.

El Omega 3 se prescribe como suplemento para las personas que padecen trastornos psiquiátricos, por ejemplo:

  • Para mejorar el rendimiento académico de los niños en edad escolar.
  • Pacientes con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).
  • Pacientes que sufren de autismo
  • Pacientes que tienen brotes de agresividad
  • Pacientes que sufren demencia
  • Pacientes que sufren trastorno bipolar

El ácido linolénico es conocido por sus propiedades para mejorar la memoria, por lo que a menudo se prescribe a los pacientes con Alzheimer. El Omega 3 también puede utilizarse como suplemento preventivo para trastornos como la enfermedad de Alzheimer y otros problemas de memoria.

El Omega 3 ayuda a las personas que trabajan en entornos en los que deben recordar continuamente detalles detallados o grandes cantidades de información a ser más eficaces.

Ayuda a la pérdida de grasa

El Omega 3 es un ácido graso insaturado que ayuda a disolver las grasas que se almacenan bajo los tejidos del cuerpo.

El ácido linolénico, al igual que los demás ácidos grasos insaturados, se considera una grasa saludable ya que se combina con las grasas saturadas para hacerlas solubles, ayudando a la reducción del tejido adiposo o graso.

En este sentido, es importante señalar que el Omega 3 no es una sustancia mágica para la pérdida de peso, como dicen algunos, sino un compuesto químico con dobles enlaces internos que lo hacen más ligero y, por tanto, capaz de disolver algunas grasas más densas como las saturadas.

Esta propiedad disolvente del Omega 3 se utiliza como herramienta de marketing para suplementos comerciales de dudosa procedencia y consistencia. En general, se infla el contenido de ácido linolénico para impulsar las ventas, tergiversando el alcance de su acción sobre el tejido adiposo humano.

Las articulaciones y la musculatura se nutren

El Omega 3 es muy recomendable para las personas que realizan actividades físicamente exigentes, como:

  • Corredores que compiten en maratones
  • Culturistas que crean su cuerpo.
  • Levantadores de pesas

Además, el Omega 3 ayuda en el tratamiento de los pacientes con artritis al nutrir las articulaciones y evitar que se debiliten. Como resultado, la calidad de vida de la persona mejora.

Elimina las sustancias químicas potencialmente tóxicas del cuerpo

El consumo excesivo de alimentos como la carne roja hace que el cuerpo produzca compuestos tóxicos, que el Omega 3 ayuda a eliminar. Entre estos compuestos tóxicos destaca el ácido úrico. El consumo continuo de agua es necesario para mejorar la eficacia de la excreción de estas especies químicas nocivas.

El Omega 3 es una de las sustancias a las que se atribuye la longevidad de los japoneses, ya que abunda en su dieta: en productos del mar como el pescado y en plantas que contienen ácido linolénico, como la soja.

Los ácidos grasos Omega 3 se encuentran en una gran variedad de alimentos

El ácido linolénico se encuentra tanto en alimentos de origen animal como vegetal.

Los alimentos de origen animal son:

  • Pescado (especialmente el pescado graso en escamas).
  • El aceite de pescado
  • Sardinas
  • Anchoas
  • Arenque
  • Langosta
  • Cangrejo
  • Carne de conejo
  • Yema de huevo

Los alimentos de origen vegetal son:

  • Germen de trigo
  • Aceite de lino
  • Oleaginosas como nueces, pistaches, piñones, almendras
  • Pepino
  • Soya
  • Espinacas
  • Col
  • Lechuga
  • Piña
  • Verdolaga

Los suplementos dietéticos de Omega 3 también están disponibles en el mercado.

¿Existe riesgo de efectos secundarios si se consume?

Dado que cualquier exceso es perjudicial, es importante tener en cuenta los efectos negativos que puede tener el Omega 3 cuando se consume en exceso.

Estos son sólo algunos de los resultados negativos.

  • Aumento de los niveles de glucosa en sangre.
  • Irónicamente, si no comes lo suficiente, tu colesterol malo, o LDL, aumentará. Esto sucederá si toma suplementos de cápsulas de aceite de pescado.
  • El Omega 3 contiene las sustancias químicas EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico), que pueden provocar hemorragias nasales al impedir la coagulación de la sangre.