Saltar al contenido

¿Para qué sirve la clindamicina?

¿Para qué sirve la clindamicina?

La clindamicina es un antibiótico que puede utilizarse para tratar infecciones causadas por bacterias como:

  • Cocos que son aeróbicos
  • Los estafilococos
  • Los estreptococos
  • Bacilos que viven en ambientes anaeróbicos
  • Bacteroides

La fórmula química condensada de la clindamicina es C18H33N2ClO5S, y normalmente se toma por vía oral en forma de comprimidos, por vía intravenosa mediante inyecciones o por vía tópica.

¿Para qué sirve la clindamicina?

La clindamicina es un antibiótico que se desarrolló a partir de un derivado de la lincosamida. Se comercializó por primera vez como antiestafilococo; sin embargo, años después se descubrió que era un potente agente contra las bacterias anaerobias (bacterias que viven sin oxígeno) que causan infecciones.

También se utiliza para tratar infecciones de la sangre, los pulmones, otros órganos internos y el aparato reproductor femenino. Las bacterias de este tipo pueden ser tanto aeróbicas como anaeróbicas.

La clindamicina se utiliza para tratar las siguientes afecciones:

  • Infecciones de las vías respiratorias
  • Tratamiento de las infecciones de la piel
  • Infecciones del sistema ginecológico
  • Cuidar las enfermedades orales
  • Tratar una variedad de infecciones diferentes

Este medicamento actúa interrumpiendo la actividad y la replicación de las bacterias patógenas que han infestado la región del cuerpo afectada.

Infecciones de las vías respiratorias

Este medicamento se encarga de erradicar o reducir la población bacteriana que causa infecciones en el tracto respiratorio, incluyendo:

  • Absceso pulmonar
  • Bronquitis
  • Faringitis
  • Neumonía

Los bacilos y los cocos son los agentes infecciosos en esta situación.

Tratamiento de las infecciones cutáneas

La clindamicina es un fármaco que se utiliza para tratar las infecciones bacterianas de la piel, como cortes, acné y abscesos en la superficie dérmica.

La clindamicina puede utilizarse para tratar diversas infecciones de la piel, como por ejemplo

  • Abscesos en la piel
  • Acné
  • Celulitis
  • Escarlatina
  • Forúnculos
  • Infección en heridas
  • Rosácea

El uso medicinal de la clindamicina se malinterpreta como uso cosmético porque está relacionado con el tratamiento del acné y la celulitis. Sin embargo, ambos trastornos son de naturaleza claramente patológica y deben ser tratados por profesionales médicos.

Un cosmetólogo, por ejemplo, no puede utilizar medicamentos de uso restringido como la clindamicina, a menos que el paciente lleve a su consulta una indicación y una receta médica previa.

Este medicamento se administra a los pacientes que han sido operados de la cabeza y el cuello. Se incluye como parte de los cuidados posteriores para ayudar a reducir el riesgo de infección como consecuencia de la disminución de las defensas, especialmente en las zonas tratadas durante la cirugía.

Infecciones ginecológicas

La clindamicina se utiliza para tratar las infecciones que afectan al aparato reproductor femenino, entre ellas

Endometritis Cervicitis

Infecciones de los órganos reproductores y otras infecciones genitales

Esto puede manifestarse como una inflamación en las zonas íntimas de la mujer, así como una degradación de la piel que provoca enrojecimiento, ardor y picor.

Cuidado de las enfermedades orales

Este medicamento se utiliza para tratar enfermedades en los dientes y alrededor de ellos. Esto puede ser en forma de inflamación o abscesos, e incluye lo siguiente:

  • Abscesos en los dientes
  • Los abscesos periodontales son una forma de infección periodontal.
  • La periodontitis

Tratar una variedad de infecciones diferentes

La clindamicina se utiliza para tratar infecciones bacterianas que son resistentes a otros antibióticos, incluida la penicilina, así como en pacientes con SIDA que no tienen un sistema inmunitario fuerte.

Las bacterias como los cocos grampositivos, los bacilos y algunos protozoos causan estas infecciones. Este medicamento suele tener éxito cuando se utiliza junto con otros medicamentos que protegen el estómago y con antibióticos para evitar futuras complicaciones.

Estas enfermedades afectan a todo el organismo, incluyendo el sistema inmunitario, el sistema óseo y el sistema digestivo, por nombrar algunos:

  • Malaria
  • Amigdalitis
  • Artritis séptica
  • Encefalitis
  • Endocarditis
  • Otitis media
  • Osteomelitis
  • Peritonitis
  • Septicemia

El uso de la clindamicina debe hacerse con precaución

La clindamicina sólo debe ser administrada por un médico debido a su composición y actividad química. Es incapaz de combatir los virus que causan la gripe u otras enfermedades.

Es un antibiótico que puede combatir infecciones bacterianas con niveles de resistencia superiores a los de la penicilina, siempre que las infecciones no estén en el sistema nervioso central. Además, no se recomienda su uso en pacientes menores de catorce años o que no hayan alcanzado la pubertad.

Contraindicaciones de la clindamicina

La clindamicina es un medicamento antibiótico que sólo está disponible con receta médica, y no está aprobado para pacientes con las siguientes condiciones

  • Insuficiencia renal
  • La insuficiencia hepática

Dado que los riñones y el hígado se encargan de filtrar y eliminar los contaminantes sobrantes de los sistemas del cuerpo, este es el caso. En esta situación, es importante que estén en plena forma para eliminar los restos del medicamento.

Efectos secundarios de la clindamicina

Los siguientes efectos secundarios pueden ocurrir si la clindamicina no se toma bajo supervisión médica y con responsabilidad, dependiendo del paciente:

  • Anemia
  • Arritmias severas
  • Fibrilación ventricular
  • Bigeminismo ventricular
  • Bloqueo cardiaco
  • Vasculitis
  • Bloqueo neuromuscular
  • Diarrea
  • Náusea
  • Vómito
  • Dolor abdominal
  • Esofagitis
  • Colitis
  • Mucosidad abdominal
  • Inflamación abdominal