Saltar al contenido

¿Para qué sirve la estadística?

¿Para qué sirve la estadística?

La estadística es una rama de las matemáticas que realiza inferencias o conclusiones sobre un tema combinando datos numéricos, mediciones y comparaciones. La estadística se utiliza ampliamente en acontecimientos sociales y económicos en los que se pueden definir valores observables tras contabilizar y depurar la información recogida.

Se pueden obtener inventarios, nacimientos, matrimonios, defunciones, estudiantes que se gradúan de una carrera, enfermedades, exportaciones, importaciones y una variedad de datos o información; los valores medibles pueden ser promedios enteros, aumentos, disminuciones y son necesarios para interpretar la información.

La estadística es una ciencia relacionada con las matemáticas que nos permite tomar decisiones basadas en la recopilación de datos y un método numérico aplicado a ellos. Los conocimientos sobre un campo o tema concreto se utilizan para hacer comparaciones, clasificar los datos y expresar conclusiones que ayuden a tomar una decisión informada.

¿Cuáles son las aplicaciones de la estadística en la vida cotidiana?

La estadística es una rama de las matemáticas que permite seguir numéricamente el patrón de los datos en un área o método determinado. Es importante entender cómo funciona y cómo se puede racionalizar o cambiar.

La estadística se utiliza para los siguientes fines

  • Recoger y recuperar datos
  • Facilitar la toma de decisiones
  • Determinar cuánto dinero hay que invertir en un proyecto.
  • Aumentar la conciencia de los problemas económicos
  • Calcular los resultados probables.
  • En caso de catástrofe, hay que distribuir mejor los recursos.
  • Se regulan los consumos y los gastos.

Recogida y análisis de datos

La estadística se encarga de desarrollar métodos de recopilación de datos suficientes para formarse una opinión sobre un área concreta de la sociedad o la industria.

Las estadísticas pueden utilizarse para diversos fines, entre ellos:

  • Hacer una evaluación de la situación
  • Censar la población y los activos
  • Identificar y diagnosticar problemas económicos y sociales.
  • Definir criterios para predecir resultados
  • Tomar una decisión sobre una cuestión o problema social
  • Facilitar la toma de decisiones
  • Calcular el número de personas que se verán afectadas por una catástrofe.
  • Calcular la densidad de población
  • Llevar un registro de la edad y el sexo de las personas.
  • Analizar los síntomas de una droga.
  • Estimar el tamaño de un fenómeno.
  • Comprender las necesidades de los distintos clientes de los productos
  • Realizar análisis de mercado
  • Creación de estrategias militares
  • Estudio de mercado dentro de las agencias de publicidad
  • Calcular o conocer las propias preferencias políticas
  • Evaluar el capital financiero de una empresa para realizar posibles inversiones

Facilitar la toma de decisiones

Podemos recopilar una base de datos útiles mediante la estadística, lo que nos permite ver el panorama general de nuestra situación. Es mucho más fácil tomar una decisión ahora que podemos articular matemáticamente las consecuencias de cada acción que tomamos antes de decidir cómo proceder.

Elegir cuánto dinero invertir en un proyecto

Las estadísticas nos permiten evaluar los costes, gastos y otros factores que afectan a la realización de un proyecto, así como la posible definición de las implicaciones que pueden surgir si se elige una opción concreta.

Aumentar la conciencia de los problemas económicos

Podemos diagnosticar las deficiencias de la política económica utilizando las estadísticas. Se pueden identificar y analizar los factores más importantes en el control de los recursos económicos por parte del gobierno y de los organismos públicos.

Podemos sugerir cambios en la distribución del presupuesto, concentrándolo en los sectores más importantes, vulnerables o activos.

Estimar la probabilidad de estos resultados

Las estadísticas nos dan una idea de los resultados potenciales de actuar sobre un fenómeno porque expresan su evolución en forma numérica. En los deportes, por ejemplo, los datos nos permiten ver qué equipo ha ganado más partidos y qué equipo ha perdido más partidos, lo que nos inspira a intentar anticipar el siguiente resultado.

Mejorar la asignación de capital en caso de catástrofe

Durante una catástrofe natural o una tragedia, las estadísticas nos permiten registrar y comprender mejor la importancia de los datos sobre los daños. Observando e interpretando estos datos será posible determinar qué zonas de la ciudad pueden recibir más ayuda financiera o civil.

Por ejemplo, en los casos en que se producen daños materiales como consecuencia de catástrofes naturales o plagas, las estadísticas nos permiten determinar la extensión y el alcance de los daños. De esta forma, se podría determinar dónde habría que concentrar más dinero para atender los problemas más acuciantes y reconstruir los sectores.

Control del consumo y del gasto

Los enfoques estadísticos pueden utilizarse para identificar valores que nos permitan medirlos y actuar sobre ellos para optimizar la producción y distribución de productos en función del uso de recursos en una industria concreta.

Por ejemplo, se pueden investigar los precios del combustible de los vehículos de distribución que salen de un centro de fabricación. Se pueden obtener datos sobre las rutas que siguen y la cantidad de combustible que utilizan, lo que permite encontrar la ruta más eficiente y ahorrar dinero.