Saltar al contenido

¿Para qué sirve la hierba del sapo?

¿Para qué sirve la hierba del sapo?

La hierba del sapo (o yerba del sapo) es una planta mexicana que pertenece a la familia de las Apiáceas, a la que pertenecen la zanahoria, el apio y el hinojo, entre otras. Se trata de una especie vegetal a la que se le han descrito signos hipocolesterolemiantes, es decir, con potencial para reducir el colesterol en la sangre, según estudios clínicos.

Es una planta perenne que se utiliza con fines medicinales desde la época prehispánica. Los curanderos indígenas la utilizaban para tratar el “mal de orina” y la “sangre pesada”. Gracias a un investigador mexicano, el Dr. Erick Estrada, biólogo de la Universidad de Chapingo en México, que publicó información sobre la hierba del sapo, ha cobrado importancia en la actualidad.

Esta planta indómita se encuentra en casi un tercio de los estados de México:

  • Michoacán
  • Nuevo León
  • San Luis Potosí
  • Sinaloa
  • Tabasco
  • Valle de México
  • Veracruz

¿Cuál es el beneficio de la hierba del sapo?

De acuerdo con las investigaciones del Dr. Erick Estrada, esta planta ayudará al cuerpo a controlar el colesterol malo y los triglicéridos, al mismo tiempo que ayuda a la estabilización de las funciones críticas, incluyendo la cardíaca y la biliar.

La hierba del sapo es beneficiosa para:

  • Ayudar en la reducción de los cálculos biliares y renales.
  • Reducir la cantidad de colesterol malo en la sangre.
  • Se pueden aliviar los problemas urinarios.
  • En los pacientes diabéticos, reducir los niveles de creatinina, lípidos, triglicéridos y ácido úrico, sin disminuir ni alterar los niveles de glucosa en sangre.
  • Ayudar a aliviar los dolores musculares
  • Reducir el dolor causado por la artritis.
  • Prevenir los ataques al corazón y otras enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo tomar la hierba de sapo?

El uso más extendido del Hierba del sapo es en tizanas (tés o infusiones), que se elaboran dejando reposar las hojas finamente divididas en agua caliente. La cantidad y el momento de la ingesta dependen de la dolencia que se esté tratando.

En forma de cápsulas, la raíz pulverizada se utiliza a veces como remedio medicinal. La popularidad de esta planta ha hecho que aumente su uso, así como la variedad de tipos y presentaciones disponibles para su compra.

Se puede adquirir fresca o deshidratada, entera o en polvo, en jarabe, cápsulas o comprimidos. Se puede ver sola o en combinación con otras plantas, como:

  • Cabellos de elote
  • Coachalalate
  • La cola de caballo
  • El enebro
  • Yumel

Ingredientes activos en la hierba del sapo

En la composición química de esta planta se pueden encontrar varias sustancias, entre ellas

  • La saponina
  • Los flavonoides
  • El hierro
  • Los esteroles
  • Los triterpenos
  • El calcio
  • El paracimeno

Saponina

La saponina es un glucósido jabonoso que se encuentra en las plantas y que recibe su nombre de la palabra latina “sapo”, que significa “jabón”. Se utiliza como depurativo y expectorante de las vías urinarias y de la sangre. Es uno de los ingredientes más activos de la hierba del sapo, pero también uno de los más peligrosos.

Provoca hemólisis al separar los glóbulos rojos e irrita las células bronquiales, gástricas y renales. Por ello, esta hierba no debe consumirse durante más de sesenta días seguidos, y menos aún bajo supervisión médica.

Flavonoides

Los flavonoides son metabolitos secundarios que contribuyen al color de las plantas. Estos compuestos ayudan al cuerpo de diversas maneras, entre ellas:

  • Minimizan los síntomas de la oxidación celular
  • Reducen la cantidad de daños causados por los rayos UV.
  • Proteger los vasos sanguíneos.
  • Deshacerse del colesterol malo.
  • Se inhibe el desarrollo de las células cancerígenas.
  • Reducir la inflamación de los tejidos afectados por infecciones.

Sus propiedades aún se están investigando.

Hierro

Las partículas de este metal se combinan para formar la hemoglobina, la sustancia encargada de transportar el oxígeno por el torrente sanguíneo a través de los glóbulos rojos a todas las células del organismo.

Esteroles

Los fitoesteroles, que se encuentran en las plantas, ayudan a evitar que el colesterol sea absorbido por el sistema digestivo.

Triterpenos

Son los compuestos químicos que dan color a los frutos, los bulbos, los tallos y las hojas y se utilizan en el organismo para sintetizar las vitaminas K, E y A.

Calcio

El calcio es un mineral que ayuda a la cicatrización al contribuir a la formación de los huesos, la contracción muscular y la coagulación de la sangre.

Paracimeno

Es un compuesto aromático ramificado que actúa como antiinfeccioso, impidiendo que aumenten las poblaciones de microorganismos patógenos.

Contraindicaciones de la hierba del sapo

A pesar de que esta planta tiene propiedades medicinales, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y otros organismos reguladores aún no han autorizado su uso. (Food and Drug Administration), así como otros organismos médicos internacionales.

Su uso puede ser perjudicial para la salud a largo plazo, sobre todo si perjudica a personas como:

  • Pacientes que sufren de hipotensión arterial (su presión arterial es baja).
  • Dado que la hierba del sapo afecta a los riñones, los pacientes con problemas renales deben evitarlo.
  • Pacientes propensos a la gastritis. Su contenido en saponina irrita las paredes del tracto gastrointestinal.
  • Pacientes que sufren problemas respiratorios. La saponina tiene el potencial de irritar el sistema respiratorio.