Saltar al contenido

¿Para qué sirve la indometacina?

¿Para qué sirve la indometacina?

La indometacina, también conocida como diclofenaco clínico, es un fármaco derivado del indol metilado. Es un medicamento antiinflamatorio que impide el desarrollo de la prostaglandina, una sustancia que provoca inflamación, dolor y fiebre en respuesta a las lesiones y a algunas enfermedades.

La indometacina puede tomarse por vía oral, en forma de comprimidos o cápsulas, o en forma de supositorios. Dado que la enfermedad se combatirá mejor según la forma de absorción de la indometacina, el médico que administre este fármaco determinará la presentación más conveniente para el paciente.

Su venta y administración están controladas por las prescripciones de los médicos especialistas, lo que evita que los pacientes se automediquen y, en consecuencia, compliquen su estado de salud.

¿Para qué sirve la indometacina?

La indometacina es un medicamento antiinflamatorio no esteroideo que ayuda a aliviar el dolor y la inflamación.

Se emplea con los siguientes fines:

  • Tratar una variedad de enfermedades
  • Reducir la gravedad del dolor agudo causado por enfermedades.
  • Reducir la cantidad de inflamación que se produce después de una cirugía.
  • Reducir la fiebre.
  • En casos de dismenorrea, se puede ayudar.
  • Se pueden evitar o reducir las contracciones uterinas.
  • Tratar a las personas que tienen un conducto arterioso persistente.

Tratar una variedad de enfermedades

La indometacina se utiliza para tratar las siguientes enfermedades:

  • Artritis
  • Artritis gotosa
  • Artropatía degenerativa de la cadera
  • Bursitis subacromial
  • Dolor e hinchazón consecuentes de operaciones ortopédicas
  • Dolor lumbosacro
  • Espondilitis anquilosante
  • Osteoartritis
  • Tendinitis

Se utiliza principalmente para tratar el dolor articular, pero también actúa como antipirético, bajando la fiebre.

Se utiliza para tratar la artrosis de leve a extrema ya que es un inhibidor de las prostaglandinas. También ayuda a aliviar las exacerbaciones de la espondilitis anquilosante y se utiliza para tratar la espondilitis anquilosante de moderada a grave.

La indometacina se utiliza para tratar la gota aguda en situaciones en las que se requiere un potente antiinflamatorio para aliviar el intenso dolor sin desinflar las articulaciones.

Este medicamento es beneficioso en el tratamiento de la neuralgia del trigémino, especialmente la neuralgia autonómica.

También ayuda en el tratamiento de enfermedades reumáticas y ortomusculares que requieren el uso de un antiinflamatorio no esteroideo.

Para aliviar el dolor agudo causado por enfermedades

Este medicamento se utiliza para tratar el dolor agudo causado por enfermedades musculares a nivel celular, más que por lesiones o golpes. En la mayoría de los casos de dolencias reumáticas, tiene éxito.

Reduce la cantidad de inflamación que se produce después de una cirugía

Tras una cirugía ortopédica, la indometacina ayuda a reducir las molestias y la inflamación. Esto hace que la recuperación del paciente sea más relajada y llevadera.

Reducción de la fiebre

El antipirético indometacina es un fármaco que reduce la temperatura del cuerpo. Por ello, está vinculado al tratamiento de la fiebre en pacientes con tumores malignos que no pueden tomar ningún otro medicamento.

En los casos de dismenorrea

La indometacina es un eficaz antiinflamatorio no esteroideo para la menstruación complicada y dolorosa, también conocida como dismenorrea,

Se pueden prevenir o reducir las contracciones uterinas

Este medicamento actúa como tocolítico, impidiendo o reduciendo las contracciones uterinas durante el embarazo. Sólo se utiliza en situaciones de emergencia en las que es necesario detener las contracciones para evitar un parto prematuro.

Se administra junto con otros medicamentos que ayudan al desarrollo de los pulmones del bebé prematuro.

Atención a los pacientes con conducto arterioso persistente

En los casos de conducto arterioso persistente, en los que las arterias del bebé deben mantenerse abiertas mediante medicamentos en lugar de un catéter o una intervención quirúrgica, se utiliza la indometacina.

Efectos secundarios de la indometacina

El uso prolongado de este medicamento se ha relacionado con los siguientes efectos secundarios:

  • Diarrea
  • Úlcera gastrointestinal
  • Estenosis
  • Perforación gastrointestinal
  • Hepatitis
  • Mareos
  • Aturdimiento
  • Somnolencia
  • Confusión
  • Depresión
  • Hipertensión
  • Edemas
  • Taquicardia
  • Palpitaciones
  • Insuficiencia cardiaca congestiva
  • Alteraciones hemáticas (en la sangre)
  • Visión borrosa
  • Depósitos corneales

Contraindicaciones

La indometacina es un compuesto tóxico y mutagénico que tampoco permite muchas interacciones farmacológicas.

Por ello, debe vigilarse estrechamente su uso en este tipo de pacientes:

Los efectos secundarios, como las úlceras y los problemas digestivos, son más frecuentes en los ancianos.

Las mujeres embarazadas, con la excepción de las contracciones uterinas y los partos prematuros en los que la vida del bebé está en peligro y se necesita tiempo para expandir sus pulmones con fármacos. En algunos casos puede causar malformaciones en el feto.

Pacientes que hayan sufrido un ataque de asma, urticaria o rinitis en el pasado.

Pacientes que sufren una úlcera péptica.