Saltar al contenido

¿Para qué sirve la jalea real?

¿Para qué sirve la jalea real?

La jalea real es un líquido semilíquido de color blanco y con un pH de 3,5, lo que la hace muy ácida. La producen en las colmenas las glándulas faríngeas de las abejas nodrizas y, a diferencia de la cera y la miel, no es el producto de la transformación de una materia prima, sino que se segrega de forma natural dentro de las abejas.

Aunque las abejas obreras nodrizas viven entre 30 y 90 días, sólo producen jalea real durante los primeros 5 a 15 días de su vida. Se encargan de alimentar a las larvas y de distribuir la jalea real de la siguiente manera: las futuras reinas se alimentarán durante 5 días y vivirán el resto de su vida, mientras que los futuros zánganos y obreras sólo se alimentarán durante 3 días.

La jalea real es un material que puede extraerse para uso humano porque es beneficioso para la mayoría de las personas, a menos que sean alérgicas a uno o varios de sus componentes químicos. Su potente contenido nutricional, además de suministrar a las abejas reina la energía que necesitan para reproducirse, tiene efectos beneficiosos para el ser humano.

Los nutrientes y las propiedades de la jalea real la hacen adecuada para tratar a personas con estados carenciales (es decir, con falta de una sustancia nutritiva en el organismo), a los lactantes y a los ancianos.

El objetivo de la jalea real 

  • Aportar nutrientes al organismo
  • La desnutrición debe ser tratada.
  • Impacto de la revitalización
  • Tratamiento de la anorexia y la depresión
  • cuidar el bienestar del sistema digestivo
  • Cuidar el corazón y el sistema circulatorio
  • Regulación hormonal

Aporta nutrientes al organismo

La composición química de la jalea real es ideal para que el cuerpo humano obtenga las sustancias que necesita para funcionar correctamente. A continuación, se enumeran algunos de sus componentes:

  • Agua, en un 66%
  • Proteínas, del 12% al 18%
  • Carbohidratos, del 8.5% al 17%
  • Lípidos, en un 5.6%
  • Vitamina B1 (tiamina)
  • Vitamina B2 (riboflavina)
  • Vitamina B5 (ácido pantoténico)
  • Vitamina B9 (ácido fólico)
  • Vitamina H (biotina)
  • Inositol
  • Aminoácidos esenciales: isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano, valina.
  • Aminoácidos no esenciales: ácido aspártico, ácido glutámico, alanina.
  • Minerales: calcio, cobre, hierro, fósforo, potasio, silicio, oro, cobalto, magnesio, manganeso, níquel, plata, azufre, cromo, zinc.
  • Hormonas sexuales
  • Antibióticos

Aunque estos nutrientes están presentes en ciertas cantidades en la naturaleza, los procesos industriales pueden aumentar miles de veces el contenido de estos nutrientes en la jalea real. Como resultado, el producto final es eficaz en el tratamiento de la arteriosclerosis, la avitaminosis y la fatiga. La jalea real también tiene una consistencia energizante.

La desnutrición se trata con jalea real

La jalea real ayuda a ganar peso y mejora la salud en general. La absorción oral de la jalea real mejora la asimilación de los alimentos ingeridos en personas con trastornos digestivos y desnutrición. Al mezclar la jalea con miel y polen, los efectos beneficiosos de la jalea pueden ampliarse.

Tiene propiedades energizantes

Dado que la jalea real tiene un impacto en el cuerpo que se expresa en la actividad general y el apetito, los pacientes que responden a ella sienten una sensación de relajación similar a la inducida por las anfetaminas, que incluye estados como:

  • La sensación de tener más opciones de acción física y mental.
  • Mayor resistencia a la fatiga, especialmente la inducida por la falta de sueño.
  • La euforia es una emoción positiva.
  • Mayor seguridad en sí mismo
  • Mejora de la creatividad (dependiendo de la edad del paciente)
  • Aumento de la vitalidad
  • Mejora la tolerancia al frío.
  • Optimismo y sensación de bienestar
  • Acción revitalizante

Ayuda en el tratamiento de la depresión y la anorexia

El efecto euforizante de la jalea real la hace eficaz para tratar los síntomas depresivos. También puede ayudar con la anorexia y la pérdida de apetito causadas por problemas psicológicos. Se pueden obtener beneficios al consumir jalea real combinada con miel durante un periodo de 20 a 30 días, entre los que se incluyen

  • Aumento de peso
  • Mejoras en la salud pública
  • Regularización del sistema neurovegetativo
  • La normalización del estado de ánimo La mejora del rendimiento físico
  • Mejores resultados en el trabajo intelectual
  • La elasticidad y la movilidad mental han mejorado.
  • Se refuerzan los distintos roles psíquicos
  • Procesos de mejora del sueño

Cuidar el bienestar de su sistema digestivo

El uso de la jalea real puede ayudar en los problemas digestivos. Refuerza los movimientos peristálticos del estómago y de los intestinos gracias a su alto contenido en acetilcolina. Aumenta el apetito y es beneficiosa en el tratamiento de las úlceras e inflamaciones duodenales.

La falta de ácido pantoténico o vitamina B5 está relacionada con seis de cada diez casos de úlcera duodenal. Con un contenido de entre 150 y 500 microgramos por kilo de jalea real, esta vitamina es la más abundante.

El ácido pantoténico, también conocido como vitamina B5, se utiliza para tratar úlceras, gangrena, herpes, llagas, dermatitis, eritema solar (enrojecimiento de la piel inducido por el sol), hepatitis e inflamación de las encías.

Se tratan los trastornos cardíacos y circulatorios

La jalea real favorece la circulación sanguínea. Al contener acetilcolina, un material que dilata los vasos sanguíneos, tiene un efecto hipotensor. La sangre fluye más libremente y la presión arterial disminuye al aumentar el diámetro de estos vasos. Además, el ritmo de las contracciones cardíacas se ralentiza.

La jalea real, por su parte, puede elevar la presión arterial en personas hipotensas, actuando como regulador circulatorio. Hay que tener en cuenta que dosis elevadas de jalea real pueden aumentar la presión arterial en hipertensos, por lo que es importante vigilar la presión arterial.

Las propiedades de la jalea real pueden utilizarse para tratar diversos trastornos cardíacos, entre ellos:

  • Arterioesclerosis
  • Coronariocardioesclerosis
  • Hipotonía y distonía vegetativa vascular
  • Endarteritis espasmódica

Rehabilitación tras infarto al miocardio

Regulación hormonal

La vitamina E (tocoferol) es abundante en la jalea real, lo que favorece la actividad sexual y las hormonas sexuales como:

  • Progesterona
  • Estradiol
  • La testosterona

Dado que estas hormonas afectan al aparato sexual femenino, la jalea real puede utilizarse para tratar la impotencia, la frigidez, la infertilidad y las irregularidades menstruales. Dado que la progesterona interviene en la ovulación, también potencia la fertilidad femenina.

Las hormonas de la jalea real aumentan el recuento y la actividad de los espermatozoides, incrementan el tamaño de los genitales y permiten una eyaculación más frecuente.

¿Cuál es la dosis de jalea real?

La jalea real puede suministrarse de varias maneras:

Se hace por vía oral. Debe mantenerse bajo la lengua durante unos minutos en su forma natural, con una dosis diaria de 50 a 400 miligramos.

Se añade miel a la mezcla. Se combinan 125 gramos de miel y 3 gramos de jalea real en un pequeño recipiente. Tome 5 gramos de la mezcla en ayunas tres o cuatro veces al año, en intervalos de 21 días. A 14°C, esta mezcla puede mantenerse en buen estado y sus propiedades se mantendrán estables.

La jalea real bajo la lengua, al parecer, tiene más beneficios. Un procedimiento típico consiste en tomar 100 miligramos durante 30 o 40 días y luego dejar de hacerlo.

Contraindicaciones de la jalea real

El uso de la jalea real no se recomienda para las personas que son:

  • Pacientes con la enfermedad de Addison, también conocida como insuficiencia suprarrenal crónica.
  • Pacientes con hipertensión en las arterias.

Efectos secundarios de la jalea real

Es mejor dejar de usar la jalea real durante un periodo de tiempo prolongado. Debido a la alta concentración de sus componentes, puede causar efectos secundarios como:

  • Dolor de cabeza
  • Aumento de la tensión arterial
  • Aumento del ritmo cardiaco
  • Náuseas
  • Riesgo de cáncer si se consumen más de 500 miligramos, pues atacaría a las células cancerosas, pero también a las células sanas
  • Complicaciones en la enfermedad de Addison