Saltar al contenido

¿Para qué sirve la lidocaína?

¿Para qué sirve la lidocaína?

La lidocaína es un anestésico local y un medicamento antiarrítmico. Pertenece a la clase de antiarrítmicos conocida como Ib, que también incluye la mexiletina, la tocainida y la fenitoína. La lidocaína es un fármaco utilizado para tratar arritmias ventriculares agudas peligrosas cuando se administra en forma de inyección.

La lidocaína actúa como antiarrítmico bloqueando la entrada de sodio a través de los canales rápidos de la membrana celular en el miocardio, que es el músculo cardíaco. Esta inhibición de la entrada de sodio prolonga el tiempo de recuperación de la repolarización.

La lidocaína es un anestésico local que se aplica por vía tópica en forma de pomada, gel, parche o spray; a menudo se toma por vía oral en forma de solución y se administra en forma de inyección. La lidocaína se utiliza como anestésico local desde 1948, pero no fue hasta 1962 cuando se utilizó por primera vez para tratar la taquicardia ventricular o la fibrilación ventricular.

¿Cuál es la función de la lidocaína en nuestra vida cotidiana?

La lidocaína es un anestésico local y un fármaco antiarrítmico que puede utilizarse por vía tópica, oral o intravenosa. Aunque se ha utilizado como tratamiento de primera línea para las arritmias ventriculares desde sus inicios, actualmente es una alternativa viable a fármacos como la amiodarona. La lidocaína ha demostrado ser eficaz en la prevención de arritmias en pacientes que han sufrido un infarto.

La lidocaína es beneficiosa en las siguientes situaciones

  • Arritmias del corazón (arritmias ventriculares).
  • Impacto de los anestésicos locales

Las arritmias del corazón (arritmias ventriculares)

La lidocaína protege al miocardio de futuras afecciones al contrarrestar las arritmias ventriculares y las fibrilaciones ventriculares. Las arritmias son problemas circulatorios que se producen cuando el corazón no late a un ritmo normal. La taquicardia y la bradicardia son dos de ellas.

La bradicardia es un trastorno en el que el músculo cardíaco o miocardio late lentamente, lo que provoca hipotensión (presión arterial baja). Como consecuencia de este trastorno, el transporte de sangre es inadecuado y todas las células del cuerpo están infraoxigenadas.

La taquicardia es un trastorno en el que el músculo cardíaco o miocardio late muy rápido, lo que provoca hipertensión o presión arterial alta. Este problema hace que el miocardio trabaje en exceso, lo que puede provocar un infarto o una fibrilación.

Impacto de los anestésicos locales

La lidocaína actúa como anestésico local bloqueando la conducción nerviosa durante un breve periodo de tiempo. Esto se consigue reduciendo la permeabilidad al sodio de la membrana nerviosa. Además, la permeabilidad al sodio de las células del miocardio se ve afectada. Esto disminuye la tasa de despolarización de la membrana, lo que eleva el umbral de excitabilidad eléctrica.

El bloqueo con lidocaína actúa en el siguiente orden en todas las fibras nerviosas:

  • Fibras nerviosas del sistema nervioso autónomo
  • Fibras nerviosas de los sentidos
  • Fibras del nervio motor

En el orden inverso, los resultados se desvanecen

La presión, la temperatura, el tacto, la propiocepción y el tono muscular esquelético son algunas de las funciones nerviosas que se perderán. Para que la anestesia sea segura, debe penetrar directamente en la membrana nerviosa.

Para lograr la eficacia de la anestesia se recurre al tratamiento tópico o a la inyección subcutánea, intradérmica o submucosa a través de los troncos nerviosos o los ganglios que irrigan la región que se va a anestesiar.

Dosis y aplicaciones de la lidocaína

La lidocaína se administra como anestésico local o como tratamiento de la fibrilación ventricular o de la taquicardia ventricular, dependiendo de su uso previsto.

Dosis de lidocaína para la fibrilación y la taquicardia

En los casos de fibrilación ventricular y taquicardia ventricular, se utilizan varias dosis y métodos de administración de lidocaína, que pueden variar en función de la edad del paciente.

Administración intravenosa: La dosis de lidocaína para los niños es de 1 mg por kilo de peso corporal, administrada a un ritmo de 25 a 50 mg por minuto. La dosis para adultos es de 1-1,5 mg por kilogramo de peso corporal, administrada a un ritmo de 25 a 50 mg por minuto.

Administración intramuscular: No se ha determinado la dosis de lidocaína utilizada en esta aplicación en niños. La dosis es de 200 a 300 mg en el músculo deltoides en adultos.

Administración intraósea: La dosis de lidocaína para los niños es de 1 mg/kg, administrada a un ritmo de 25 a 50 mg por minuto. Si es necesario, esta dosis puede repetirse hasta dos veces después de 10 a 15 minutos sin llegar a 3mg/kg.

Administración endotraqueal: No se ha determinado la dosis para este método de administración en niños. La dosis recomendada para adultos es de 2 a 3,75mg por kilo de peso corporal. Esta dosis se ha disuelto previamente en 10mL de agua estéril o solución fisiológica.

Dosis de lidocaína como anestésico local

Para su uso como anestésico local, la lidocaína se presenta en una variedad de dosis y formulaciones, todas ellas dependientes de la edad del paciente.

Aplicación tópica: en forma de pomada, crema tópica o gel. La solución o pomada debe tener una concentración de lidocaína del 2 al 5% en adultos y bebés. La lidocaína al 2% en 15 ml debe añadirse a las membranas orales o mucosas cada 3 o 4 horas como lidocaína viscosa.

La faringe debe rociarse con 1,5 ml de lidocaína al 4%, lo que equivale a entre 40 y 200 mg, o entre 0,6 y 3 mg por cada kilo de peso del paciente, para la intubación endotraqueal, laringoscópica y broncoscópica en adultos.

Administración transmucosa: Esta técnica se utiliza para aliviar el dolor dental y proporcionar anestesia a la mucosa. Antes de la inyección palatina en adultos, se coloca un parche sobre la encía o la región de la mucosa durante 15 minutos y luego se retira. Es mejor no inyectar en el parche.

Administración intravenosa: Se utiliza para tratar el dolor neuropático de la neuralgia postherpética. Para cada día de atención en adultos, se recomienda una dosis de 5 mg por kg de peso del paciente.

Administración tópica transdérmica: En adultos se aplican hasta tres parches de lidocaína sobre la piel limpia para proteger la zona más dolorosa durante un máximo de 12 horas, y luego se retiran en 24 horas.

Contraindicaciones de la lidocaína

La lidocaína es un medicamento que sólo puede ser suministrado por clínicos cualificados y debe evitarse a toda costa en personas como:

  • Personas que estén embarazadas
  • Mujeres en periodo de lactancia
  • Pacientes con hipersensibilidad a los anestésicos locales de tipo amida.
  • Pacientes de hipersensibilidad a los sulfitos.
  • Pacientes de hipersensibilidad a los parabenos.

Efectos secundarios de la lidocaína

La lidocaína, al igual que una amplia gama de otros anestésicos locales, puede ser tóxica para el sistema nervioso central (SNC), especialmente a dosis elevadas.

Los signos de estimulación del sistema nervioso central provocados por la toxicidad de la lidocaína incluyen:

  • Ansiedad
  • Aprehensión
  • Agitación
  • Nerviosismo
  • Desorientación
  • Confusión
  • Mareos
  • Visión borrosa
  • Temblores
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Temblores
  • Convulsiones