Saltar al contenido

¿Para qué sirve la ortiga?

¿Para qué sirve la ortiga?

La ortiga es una planta herbácea que pertenece a la familia de las Urticáceas, a la que también pertenecen las rosas. La ortiga, una planta medicinal, es una especie perenne originaria del norte de Europa, aunque hay formas endémicas, como la Urtica ferox de Australia, que son originarias de otros países. En la actualidad, crece en estado salvaje junto a los bordes de las carreteras y entre otras plantas.

La ortiga es conocida por sus molestas hojas y raíces, que segregan ácido fórmico, serotonina, histamina y acetilcolina a través de pequeñas espinas o tricomas urticantes. Las picaduras de hormigas y abejas también contienen ácido fórmico, que provoca dolor.

Los pelos urticantes de la ortiga inyectan en la piel neurotransmisores como la serotonina, la histamina y la acetilcolina, lo que provoca respuestas del sistema inmunitario como el rascado, el malestar y el enrojecimiento.

¿Para qué sirve la ortiga?

Las ortigas son una forma de planta comestible que también tiene propiedades medicinales. En ellas abundan los mucílagos, las vitaminas, los minerales, los ácidos, los taninos y la clorofila. También tiene propiedades antidiarreicas y calmantes para el hígado y la vesícula biliar, por lo que se utiliza para tratar ciertos trastornos del hígado y la vesícula.

Su objetivo es:

  • Mejorar los ambientes y procesos del organismo.
  • Varios preparados elaborados
  • Tratar los problemas gastrointestinales
  • Perder peso para retrasar el proceso de envejecimiento.
  • Tratar el cáncer, así como los problemas circulatorios.
  • Ayudar con los problemas de la piel y el cabello

Mejorar la salud y los procesos del cuerpo

La ortiga, en general, ayuda a los órganos a desarrollar sus funciones y a obtener un mejor panorama.

A continuación, se detallan algunas de sus funciones en estas áreas:

  • Mejorar la digestión
  • Estimular el hígado.
  • Mantener a raya la diarrea.
  • Es un laxante de efecto suave
  • Poner fin a las hemorragias
  • Problemas de circulación
  • Equilibrio de la glucosa
  • Efectos de los diuréticos
  • Los problemas capilares deben ser tratados.
  • Se puede conseguir que el cabello tenga mejor aspecto y esté más sano.
  • Impacto de la galactogénesis

Preparación de una gran variedad de platos

La ortiga puede utilizarse de diversas maneras para aprovechar al máximo sus propiedades, entre ellas:

  • Alimento para el ser humano
  • Alimento forrajero
  • Sopas
  • Ensaladas
  • Infusiones
  • Champú
  • Cremas
  • Emplastos
  • Cataplasmas

Tratamientos para problemas gastrointestinales

La planta ortiga contiene sustancias químicas que afectan a la motilidad intestinal, entre ellas

  • Mucílago
  • Taninos

Como los taninos son astringentes y alivian los síntomas de la diarrea, las raíces de la ortiga se utilizan para tratarla.

Los mucílagos, que son sustancias vegetales viscosas con propiedades que ayudan a aliviar el estreñimiento, son abundantes en toda la planta de ortiga.

La ortiga también alivia los dolores de estómago gracias a sus propiedades colagogas, que ayudan a digerir las grasas y los alimentos pesados.

Perder peso y ralentizar el proceso de envejecimiento

El sabor amargo de la ortiga ayuda a activar el conducto biliar, haciendo que produzca más bilis. Esta función, junto con las sustancias químicas que contiene, contribuye al proceso de pérdida de peso.

Algunas de las sustancias que contiene esta planta son las siguientes

  • Betaína
  • Ácido linoleico
  • Ácido cafeico
  • Ácido ferúlio
  • Taninos
  • Vitamina A (Retinol)
  • Vitamina C

Las propiedades antioxidantes de la betaína, el ácido linoleico, el ácido cafeico y el ácido ferúlico pueden ayudar a retrasar el envejecimiento y mejorar el metabolismo.

El ácido linoleico y la betaína favorecen la lipólisis de los alimentos, lo que contribuye a la pérdida de peso y al metabolismo de las grasas.

Además de los taninos y las vitaminas A y C, los antioxidantes como el ácido ferúlico, el ácido linoleico y el ácido cafeico, así como los taninos y las vitaminas A y C, son responsables de mejorar la salud del hígado y prevenir algunas formas de cáncer.

Se trata el cáncer y los trastornos circulatorios

La ortiga se ha utilizado para tratar el cáncer en el pasado, y ahora se sabe que algunos de los compuestos que contiene tienen propiedades antioxidantes y anticancerígenas. Sin embargo, no se han realizado ensayos que demuestren plenamente su impacto en estas enfermedades. Por ello, es mejor tomarla sólo bajo supervisión médica y sin interrumpir el tratamiento.

La ortiga también se utiliza para tratar problemas circulatorios, especialmente los relacionados con el colesterol alto, la arteriosclerosis y las hemorragias. Esta planta tiene propiedades hemostáticas que se han utilizado para ayudar a evitar y detener las hemorragias en diferentes culturas.

Se ha hablado de las hemorragias nasales causadas por pequeños cortes, las hemorragias de la menopausia y la hemofilia. Para estos fines se preparan infusiones y zumos de ortiga; sin embargo, la ortiga no es un sustituto de los fármacos antihemorrágicos y no debe utilizarse indiscriminadamente. Sólo puede utilizarse bajo la dirección de un médico.

Para ayudar en el tratamiento de problemas de la piel y el cabello

La ortiga se utiliza en la preparación de diversos cosméticos, entre ellos:

  • Champús
  • Lociones
  • Tratamientos estéticos
  • Cremas

Dado que el extracto de ortiga contiene sustancias antibacterianas y fungicidas en su formulación, puede utilizarse para tratar y controlar la caspa, la seborrea y otras infecciones del cuero cabelludo y la piel.

La ortiga también suaviza la piel y evita algunas formas de calvicie al aumentar la circulación sanguínea. También mejora la calidad del cabello, por lo que se utiliza en muchos champús y lociones contra la calvicie.

La historia de la ortiga

La ortiga ha sido considerada una mala hierba durante siglos porque crece de forma silvestre en los campos de muchos lugares, pero también se le han atribuido propiedades medicinales en la herboristería tradicional.

Esta planta se presenta en dos grandes variedades:

  • La Urtica Dioica, o ortiga mayor, es la mayor de las dos.
  • La Urtica Urens, u ortiga menor, es la más pequeña de las dos.

En la mayoría de los casos crecen juntas y se utilizan con fines similares, aunque la ortiga menor tiene menos propiedades curativas.

Las infecciones intestinales, las afecciones estomacales y los trastornos metabólicos se han tratado con ortigas. También se han utilizado para tratar problemas capilares y mejorar las condiciones de la piel. Estas plantas también se utilizan como alimento y para hacer infusiones, y tienen fama de ser amigas de la pérdida de peso.

Contraindicaciones de la ortiga

A continuación, se detallan las características de la ortiga que la hacen tan peligrosa:

Hiperglucemiante Abortiva Emmenagoga y Diurética

En consecuencia, no deben consumirla las personas que son:

  • Pacientes con alergias
  • Personas que estén embarazadas
  • Mujeres que estén amamantando
  • Pacientes diabéticos
  • Pacientes que sufran de insuficiencia renal

Efectos secundarios de la ortiga

La ortiga es una planta con muchos efectos secundarios negativos, sobre todo porque es una especie urticante.

A continuación, se enumeran algunos de los efectos negativos de la ortiga:

  • Comezón
  • Ardor
  • Enrojecimiento de la piel
  • Intoxicación
  • Lesiones en la boca
  • Abortos
  • Descompensación de la presión sanguínea
  • Aumento de la glucosa en la sangre
  • Empeoramiento de casos de insuficiencia renal