Saltar al contenido

¿Para qué sirve la vaselina?

¿Para qué sirve la vaselina?

La vaselina es un material formado por hidrocarburos saturados de cadena larga que se obtiene del refinado de la fracción densa del petróleo. Su estado físico a temperatura ambiente es sólido, con una textura similar a la de la grasa al tacto. Tiene una densidad inferior a la del agua y no se disuelve en ella. La vaselina puede flotar sobre el agua si se mezcla en un frasco.

Fue descubierta por Robert Chesebrough, un químico e inventor que viajó a Pensilvania para investigar el petróleo, pero le llamó la atención un residuo pegado a las máquinas utilizadas en los campos. Se dio cuenta de que los trabajadores del petróleo aplicaban el mismo residuo a las heridas abiertas, que se curaban más rápidamente.

Chesebrough regresó a casa y comenzó a investigar los compuestos químicos orgánicos de este material, llamándolo más tarde Vaselina. Un dato interesante: el inventor dijo una vez que comer una cucharada de vaselina cada día le había mantenido vivo hasta los 93 años. Los especialistas no han podido demostrar esta ventaja para la salud hasta el día de hoy.

¿Para qué sirve la vaselina?

La vaselina se utiliza en dos formas: líquida y sólida. La vaselina es una combinación de varios hidrocarburos saturados. Es el mismo material en múltiples estados físicos que puede utilizarse para un número de aplicaciones.

La vaselina puede utilizarse para una serie de cosas:

  • Curar heridas
  • Vencer la celulitis
  • Protección de la piel
  • Las arrugas desaparecen
  • Reparación de pestañas
  • Suavización de la cutícula
  • Reparar la piel de los labios
  • Las rozaduras en los bebés

Curar las heridas

Cuando se aplica vaselina a una herida o a una quemadura de la piel, ésta se cura más rápidamente. También ayuda a aliviar el picor de los coágulos y las costras.

Derrota a la celulitis

Las investigaciones clínicas y cosméticas han demostrado que la vaselina natural ayuda a reducir la celulitis en las personas mayores. La epidermis recupera su elasticidad, vitalidad y aspecto juvenil después de reparar el tejido.

No provoca ningún tipo de reacción cutánea que no sea beneficiosa. Esto la distingue de otros tipos de cremas especializadas para tratar esta enfermedad, que pueden suponer un peligro para las mujeres que las utilizan.

Proteger la piel

La vaselina facilita que la piel seca resista los rayos del sol. No hay límites en el volumen de vaselina que se puede utilizar. Puedes conseguir una piel suave, hidratada y sin grietas si la utilizas de forma regular y abundante.

Las arrugas se desvanecen

La vaselina y la sal marina se combinan para formar una mezcla exfoliante que ayuda a eliminar las primeras arrugas e imperfecciones de la piel. Las células muertas de la piel se eliminan al paso de los granos de sal, dejando espacio para la generación de otras nuevas, lo que da al rostro un aspecto más fresco y juvenil.

Reparar las pestañas

Aplicar vaselina líquida a las pestañas de forma regular ayuda a reparar y fortalecer su desarrollo. Parecerán más voluminosas y largas.

Ablandamiento de la cutícula

La vaselina ablanda la cutícula de las puntas de los dedos, facilitando su tratamiento durante la manicura o el procedimiento de belleza.

Reparación de la piel de los labios

Cuando las temperaturas descienden por debajo del punto de congelación, los labios se resecan y se agrietan. La vaselina es una solución perfecta para mantener su piel hidratada y segura.

Sanar rozaduras de bebés

Las madres compran vaselina para añadirla a las pequeñas rozaduras y magulladuras de sus hijos y bebés.