Saltar al contenido

¿Para qué sirve Radiesse?

¿Para qué sirve Radiesse?

Radiesse es un tratamiento cosmético relativamente nuevo que está ganando popularidad en todo el mundo. Es un relleno que es compatible tanto biológicamente como biodegradablemente.

¿Qué es exactamente radiesse?

Radiesse es uno de los artículos de reparación facial más recientes que han llegado al mercado. Rellenar zonas faciales, corregir y reducir arrugas y definir el contorno son sólo algunos de sus usos.

¿Para qué sirve el tratamiento con Radiesse?

Radiesse es un producto que se utiliza para:

  • Rejuvenecer la apariencia de su rostro.
  • Añadir volumen, rellenar los rasgos.
  • Dar forma a los rasgos.
  • Eliminar las arrugas y líneas de expresión de su rostro.

Radiesse es un procedimiento de rejuvenecimiento facial que actúa sobre las arrugas en todos sus estadios, desde las más pequeñas líneas de expresión hasta las más profundas.

Por sus propiedades de biocompatibilidad y biodegradabilidad, es un producto seguro que no daña la salud de la piel. Está formado por apatita cálcica básica, que es un compuesto químico inorgánico o mineral. Es una parte normal del cuerpo sin efectos secundarios negativos. Por lo tanto, puede utilizarse para rellenar las arrugas sin inducir alergias ni otros cambios.

Una de las ventajas de la terapia con radiesse es que sólo requiere una sesión de aplicación. Durante esta sesión se consigue un aspecto de mini-lifting. Esta sesión dura unos quince minutos de media. Los efectos de Radiesse suelen durar dos años.

¿Puedo someterme a Radiesse con regularidad?

Las mujeres que quieran mantener su piel en buen estado deben acudir a su médico de confianza para que les haga un perfil completo del color de su piel, sus rasgos, el estado actual de su piel y otros factores. También le aconsejará sobre la frecuencia y la dosis con la que debe repetir el procedimiento de Radiesse. El tiempo medio entre tratamientos es de dos meses.

Radiesse es un excelente relleno para contornear el rostro y suavizar las arrugas. En un futuro próximo, sus cualidades lo convertirán en el tratamiento más habitual.