Saltar al contenido

¿Para qué sirve saltar la cuerda?

¿Para qué sirve saltar la cuerda?

Saltar la cuerda o comba es un juego infantil y juvenil con gran difusión en el mundo. Es una actividad compartida entre deportistas y niños principalmente, pero que no es excluyente para quien quiera realizarla.

Es un juego con gran antigüedad que sólo requiere una cuerda de longitud suficiente y un poco de esfuerzo físico al saltar.

Tiene las ventajas principales de que:

  • No implica una tecnología elevada
  • El salto repetitivo ayuda a conseguir una mejor condición física y salud cardiovascular.
  • Es divertido

Hay dos maneras principales de jugarlo:

A solas, moviendo uno mismo la cuerda. Consiste en tomar los extremos de la cuerda con las manos y hacerla rodear el cuerpo, pasando por encima y debajo nuestro, como si nos envolviera. Hay que saltar para darle paso y que no choque contra los tobillos.

En forma colectiva, entre dos o más niños. Si se tiene una cuerda de longitud considerable, se puede que dos infantes tomen los extremos y se separen una distancia. Hacen girar la cuerda, y un tercer niño se pone a brincarla.

Hay muchas variantes de las dos maneras de juego, que pueden llegar a involucrar a toda una multiltud, mientras siempre haya quien mueva la cuerda.

¿Para qué sirve saltar la cuerda?

Saltar la cuerda tiene más beneficios que la diversión. Es, aunque no lo aparente, una actividad que encierra tantas cualidades a nivel lúdico, social, psicológico y deportivo.

Saltar la cuerda sirve para:

  • Jugar con amigos y divertirse
  • Mejorar la condición física
  • Incrementar la salud respiratoria y cardiovascular
  • Bajar de peso

Jugar con amigos y divertirse

Saltar la cuerda es considerado un juego representativo; es decir, que cuando se menciona la palabra “juego”, se asocia de inmediato con este. Vienen a la mente las imágenes de niños saltando la cuerda y riendo.

Niños y niñas de todos los continentes juegan a saltar la cuerda, tanto en espacios amplios como reducidos. Resulta un juego adecuado para zonas urbanas, por lo que es común ver a los infantes jugando en parques, patios, calles y jardines.

Es divertido saltar la cuerda. Es posible hacer tantos trucos, juegos individuales y en grupo, saltar de distintas formas e impulsar físicamente a los niños sin que necesariamente les gusten los deportes.

Mejora tu salud física

Los deportistas utilizan el salto de cuerda para fortalecer los pies y mejorar su agilidad. Los entrenadores la recomiendan como una de las mejores actividades físicas para mejorar el rendimiento y la velocidad.

Saltar a la cuerda es una de las prácticas atléticas más recomendadas, según una investigación realizada por el Colegio Americano de Medicina Deportiva, y está calificada como un ejercicio aeróbico excepcional.

Saltar a la cuerda es un ejercicio de calentamiento y acondicionamiento muy popular que se utiliza en diversos deportes, como el boxeo, la gimnasia, el tenis, el atletismo y las artes marciales.

Las ventajas físicas que se obtienen de esta manera son las siguientes:

  • Se mejora la coordinación corporal.
  • Las pantorrillas, los muslos, los brazos, los hombros, las caderas y los músculos abdominales se tonifican y se reafirman al tensarse en el salto.
  • Mejora la disposición del cuerpo para aprender nuevas habilidades que requieren mucho trabajo. La natación, el tenis, la gimnasia, el fútbol, el boxeo y las artes marciales son ejemplos de ello.

Aumentar la aptitud de los pulmones y el corazón

Los sistemas respiratorio y circulatorio se benefician de saltar a la cuerda.

La ventaja de saltar a la cuerda para el sistema respiratorio es que aumenta la necesidad de oxígeno; como resultado, los pulmones se ven obligados a tomar más aire de la atmósfera, lo que resulta en una respiración más abundante.

Alguien que ha saltado a la cuerda de forma regular durante mucho tiempo ha aprendido a aprovechar mejor el potencial volumétrico de sus pulmones. Un mayor intercambio de gases (oxígeno y dióxido de carbono) favorece aún más la salud celular al permitir la entrada de oxígeno en abundancia para mantener los procesos biológicos.

Saltar a la cuerda tiene el beneficio de sacudir el cuerpo y acelerar la circulación, permitiendo un mejor transporte de oxígeno a los músculos. Actúa como calentamiento para una actividad física más intensa.

Como resultado, el corazón se acostumbrará a una rutina de trabajo rápida y se volverá más resistente a una variedad de dolencias.

Para perder peso

Saltar a la cuerda es recomendable para las personas obesas o con riesgo de serlo. Es un ejercicio básico que provoca la suficiente agitación y fatiga como para impulsar el metabolismo de forma significativa.

Este metabolismo acelerado ayuda a quemar rápidamente las grasas y a extraer energía de ellas. Por hora, se queman hasta 1000 calorías. A diferencia de las dietas y otros regímenes de fitness, se reduce el tiempo que tardan las personas obesas en alcanzar una figura delgada y una buena salud.

Es posible tonificar y hacer más notables los músculos a medida que se quema la grasa, por lo que los culturistas utilizan la cuerda de saltar en sus entrenamientos.

Saltar a la cuerda tiene efectos negativos

Aunque saltar a la cuerda tiene beneficios evidentes, también tiene inconvenientes que pueden agravarse si no se hace con cuidado o en las circunstancias equivocadas.

Las siguientes son algunas de las consecuencias:

Lesiones en los pies: Al saltar la cuerda, cada pie soporta hasta 5 veces el peso total del cuerpo en cada contacto, lo que las plantas odian. Para evitarlo, lo mejor es llevar calzado deportivo con suela acolchada y saltar sobre una superficie plana y blanda, como el césped de los parques, el pavimento liso o el suelo del gimnasio.

Dolor en las articulaciones: El movimiento de saltar a la cuerda se realiza mediante la coordinación de huesos, articulaciones y músculos. Para repartir la fuerza en el suelo, lo mejor es mantener un buen equilibrio y aterrizar sobre ambos pies. También hay que primar el trabajo articular, minimizándolo al máximo y dejándolo en manos de los músculos.