Saltar al contenido

¿Para qué sirve una bureta?

¿Para qué sirve una bureta?

La bureta es un instrumento volumétrico de laboratorio, lo que significa que puede medir con exactitud y precisión los volúmenes de los líquidos. Un tubo graduado es un tubo largo y transparente que suele ser de vidrio. Tiene un extremo abierto para llenarlo con el líquido a tratar, un diámetro interno uniforme y una llave de paso en el otro lado para verter el líquido gota a gota.

En el análisis volumétrico, la bureta es el método más eficaz. El primer paso es hacer alícuotas en matraces Erlenmeyer, que son fracciones de una muestra mayor de volumen conocido a partir de las cuales se puede determinar una especie química. Una alícuota de agua municipal, por ejemplo, puede prepararse para evaluar la concentración de cloruro (Cl-).

La bureta se llena hasta el nivel 0 de la escala con una solución normal (una combinación de agua y una sustancia química de concentración conocida). Asegúrese de que la llave de paso inferior también esté llena. La alícuota se coloca debajo del matraz Erlenmeyer, que ya tiene unas gotas de indicador, y se deja reaccionar con la solución normal, que cae gota a gota de la bureta.

¿Para qué sirve la bureta?

La bureta sólo tiene un modo de funcionamiento, que es un proceso básico, pero sirve para fines muy particulares. Se puede llenar con una variedad de soluciones estándar para analizar diferentes especies químicas en muestras industriales.

La bureta se utiliza para los siguientes fines

  • Preparar soluciones regulares
  • Realizar un análisis argentométrico
  • Realizar análisis complexométrico
  • Realiza un análisis de neutralización volumétrica.

En primer lugar, se definirá a grandes rasgos el procedimiento de utilización de la bureta.

¿Cuál es el objetivo de la bureta?

A continuación, se describen los pasos a seguir durante el uso de la bureta:

  • Existe un soporte universal que se puede utilizar con las pinzas de la bureta.
  • En posición vertical, la bureta se conecta a las pinzas.
  • Después de lavar bien la bureta, se debe enjuagar varias veces con una pequeña cantidad de la solución normal.
  • Sobre la marca de 0 mL, llenar la bureta. Para llenar la bureta de forma más específica, utilice un vaso de precipitados o una probeta graduada.
  • Para llenarla, abra la llave de paso inferior de la bureta hasta que la cantidad esté exactamente en 0 mL.
  • Asegúrate de que no haya burbujas dentro de la bureta para que la medición del líquido sea precisa.
  • Secar la punta de la bureta para que no caigan gotas en la muestra y se desvirtúen los resultados.
  • La alícuota se hace poniendo un volumen conocido de la muestra de trabajo en un matraz Erlenmeyer y añadiendo unas gotas de indicador que sean suficientes para la forma de reacción. El negro de eriocromo, por ejemplo, se añadirá para evaluar la dureza del agua (carbonato de calcio y carbonato de magnesio).
  • El matraz Erlenmeyer que contiene la muestra puede ser goteado para iniciar la reacción química entre la solución patrón y la especie química a analizar hasta que la alícuota preparada a partir de la muestra esté lista. Cuando la reacción ya se ha producido dentro del matraz, el indicador de la alícuota cambiará de color, señalando que la reacción se ha producido.
  • En base al grado que queda en la escala, se determina la cantidad de tiempo que ha pasado en la bureta. Como ya se conocen las cantidades y la concentración de la solución regular, se puede medir la concentración de la especie química que se está estudiando. La estequiometría se utiliza para medir el volumen de material reaccionado en moles.

Preparación de soluciones regulares con la bureta

Las soluciones estándar están formadas por agua pura (que no contiene sales) y una concentración conocida de un producto químico. Para empezar, se determina el número de moles de producto químico que hay que añadir al agua para conseguir esa concentración. A continuación, se aplica y se agita para combinarlo.

Por otro lado, un matraz Erlenmeyer se llenaría con agua destilada y una calidad principal, a menudo conocida como estándar primario, que es un material químico de gran pureza que no ha sido modificado químicamente. Por ejemplo, el cloruro de sodio es el patrón principal para preparar una solución patrón de nitrato de plata (AgNO3) (NaCl).

En el matraz Erlenmeyer con agua y la norma primaria se aplican unas gotas de indicador, que es un material que señala con un cambio de color que ambas sustancias ya han reaccionado completamente. La alícuota es la parte del matraz que ya ha sido preparada y que se utilizará para evaluar la concentración de la solución normal.

Desde la punta hasta el punto 0mL, la bureta se llena con la solución regular. La solución se gotea en el matraz introduciendo la alícuota bajo la punta de la bureta, donde interactúa con la normal primaria. El matraz se mantendrá agitado mientras se produce el goteo antes de que cambie el color del indicador.

Cuando el color del indicador cambia, la llave de la bureta se cierra automáticamente para evitar el goteo. Se observa la bureta mientras se aparta el matraz coloreado. La cantidad de volumen gastado en la reacción química será determinada por el nivel de la solución en la bureta.

La concentración de la solución estándar se calcula utilizando el volumen de solución gastado, la concentración del estándar primario y el volumen de la alícuota (que suele estar entre 15mL y 25mL para fines prácticos). Se utiliza la fórmula C1V1 = C2V2, que significa que los moles de un material que han reaccionado son los mismos que los del otro.

Dividiendo la cantidad gastada en la bureta por la concentración 1 (C1), que es la de la solución normal, se despeja la concentración 1 (C1) (V1). V2 es el volumen de la alícuota utilizada en el matraz Erlenmeyer, y C2 es la concentración de la alícuota de la norma primaria. Lo más importante que hay que recordar al hacer este cálculo es tener mucho cuidado con las unidades que se utilizan.

Concentración Molar o Molaridad: (mol/L) = moles / Litro

1mL = 0,001 L 1mL = 0,001 L 1mL = 0,001 L 1mL = 0,001 L 1mL = 0,001 L 1mL = 0,001

La titulación es el proceso de goteo de la bureta para responder con una alícuota. La titulación es el proceso de determinar la concentración de una solución regular.

El análisis argentométrico con la bureta

La argentometría es una técnica analítica volumétrica que consiste en utilizar una solución regular de nitrato de plata para determinar la concentración de cloruros (Cl-) en una muestra (AgNO3). Se utiliza mucho en el análisis del agua. El patrón principal de la solución de AgNO3 es el cloruro de sodio (NaCl). En el matraz, se ha formado un precipitado de cloruro de plata AgCl cuando la reacción se ha completado.

La bureta en análisis de complejometría

La técnica analítica volumétrica de la complexometría se utiliza para evaluar la concentración de durezas (carbonato de calcio CaCO3 y carbonato de magnesio MgCO3) en el agua. Como indicador se utiliza el negro eriocromo, que adquiere un color azul intenso al final de la reacción en el matraz Erlenmeyer. La valoración se lleva a cabo de la misma manera.

La bureta en análisis volumétricos de neutralización

La técnica analítica para determinar la concentración de un ácido o una base (según el caso) en una muestra se conoce como volumetría de neutralización. La bureta se llena con una solución de base normal, como el hidróxido de sodio NaOH, si se va a determinar un ácido, como el ácido sulfúrico H2SO4.

La bureta se llenará con una solución ácida normal, como el HCl clorhídrico, si se quiere evaluar una base como el hidróxido de sodio. Los indicadores son los siguientes:

  • Bureta ácida: naranja de metilo (normalmente).
  • Bureta con fenolftaleína como base